CLM prohibirá instalar granjas porcinas a menos de 2 kilómetros de municipios

El Gobierno de Castilla-La Mancha ampliará a través de un decreto la distancia mínima en la que no se podrá instalar una granja porcina de los núcleos urbanos, hasta los 2 kilómetros tras las críticas recibidas por la proliferación de macrogranjas de cerdos.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, a preguntas de los periodistas, ha apuntado que la ganadería intensiva es "muy necesaria", ya que en Castilla-La Mancha hay "muchas empresas" invirtiendo no solamente en la granja en sí, sino también en la transformación del producto procedente del cerdo.

Arroyo ha señalado que la Consejería busca "una mejor solución" a la problemática que existe en algunos municipios respecto a la instalación de las granjas por interferencias con otro tipo de actividades.

El consejero ha indicado que la distancia mínima de una granja de porcino intensiva es un kilómetro y en Castilla-La Mancha van a ampliarla a dos kilómetros del núcleo urbano, para que haya una mayor garantía respecto a las necesidades y los intereses de los vecinos de determinadas poblaciones.

Arroyo ha indicado que está previsto que el decreto esté listo antes de que acabe el año.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.