China planea unir con un túnel su parte continental con la isla de Hainan

Tras más de veinte años de estudios se ha presentado al Gobierno de China un proyecto para construir un túnel que enlace por carretera y ferrocarril el estrecho de Qiongzhou, que separa la isla meridional china de Hainan con la parte continental del país, informó hoy el periódico oficial China Daily.

El plan ha sido presentado por las autoridades provinciales de Cantón (en el norte del citado estrecho) ante la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el principal organismo de planificación económica del régimen comunista.

"El túnel ayudaría al desarrollo de lazos entre las economías de Hainan y Cantón y aliviaría las congestiones en épocas de mucho tráfico como las vacaciones veraniegas o el Festival de la Primavera", destacó el diario.

Actualmente los ferris son el principal método de enlace en el Estrecho, aunque en alertas por tifones u otros fenómenos extremos, especialmente en los meses estivales, estos servicios son cancelados.

La isla de Hainan, uno de los principales centros turísticos del país, tiene su propia red ferroviaria de alta velocidad, unida en cierta manera al resto del país ya que China tiene ferris capaces de transportar locomotoras y vagones desde apeaderos en Cantón a otros en la red isleña (y viceversa).

El estudio de viabilidad fue encargado por el Ministerio de Transporte al Gobierno provincial de Cantón en 1994, ha costado unos 12 millones de dólares (10 millones de euros) y ha calculado que el túnel necesitaría una inversión de alrededor de 20.000 millones de dólares (17.200 millones de euros).

La isla de Hainan, con unos nueve millones de habitantes, fue una de las Zonas Económicas Especiales que China designó para iniciar la economía de mercado en los años 80, y aunque su desarrollo ha sido más lento que el de otras partes del país, su importancia estratégica ha crecido por su proximidad al mar de China Meridional.

En aguas de ese mar China mantiene contenciosos por la soberanía de los archipiélagos deshabitados como las Paracel o las Spratly, reclamadas parcialmente por Gobiernos vecinos como Filipinas, Vietnam, Malasia, Brunei, Indonesia o Taiwán.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.