Castilla y León establece ayudas para producción y comercialización de miel

La Junta de Castilla y León publicará mañana seis líneas de ayudas a los apicultores destinadas a la producción y comercialización de la miel, con especial énfasis en la búsqueda de un producto diferenciado que garantice su rentabilidad, han informado hoy fuentes de la administración autonómica.

Estas ayudas financiarán la canalización de información y asistencia técnica; la lucha contra agresiones y enfermedades de los productos apícolas; la mejora de su calidad; la racionalización de la trashumancia; el análisis de la miel; y de la repoblación de la cabaña apícola.

Podrán optar a estas subvenciones los apicultores con un mínimo de 150 colmenas, cooperativas apícolas y organizaciones representativas con personalidad jurídica propia, y los laboratorios que efectúen análisis de las características fisicoquímicas de la miel debidamente reconocidos.

Tendrán prioridad los jóvenes y las mujeres para fomentar la incorporación al campo y fijar población en el medio rural.

Los beneficiarios deberán realizar su actividad con anterioridad al 1 de enero de 2016, encontrarse al corriente de sus obligaciones tributarias, tener contratado un seguro de responsabilidad civil para desarrollar la actividad, y realizar al menos un tratamiento frente a la varroasis en el periodo subvencionable.

La Consejería de Agricultura y Ganadería destinó en la campaña pasada más de 1,6 millones de euros a mejorar la producción y la comercialización de la miel, y llegaron a 280 apicultores.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.