Cadena humana para reclamar a Carmena el acuerdo para la Operación Chamartín

Unas 80 personas, según han indicado a Efe los organizadores, han participado hoy en la cadena humana que ha rodeado la ermita de San Roque, ubicada en las inmediaciones del núcleo urbano de Fuencarral, para exigir al Ayuntamiento de la capital, gobernado por Manuela Carmena (Ahora Madrid), que formalice el acuerdo con Fomento y la promotora para poner en marcha la Operación Chamartín.

El objetivo es "visualizar la herida que divide en dos el norte de Madrid", explica en un comunicado la asociación de vecinos Santa Ana, una de las asociaciones, colectivos y organizaciones que reclaman que acabe la incertidumbre con el desarrollo del paseo de la Castellana, uno de los proyectos urbanísticos más relevantes de Europa.

El concejal de Ciudadanos, Bosco Labrado, y otros representantes del grupo municipal se han sumado a la cadena humana para apoyar que Madrid Nuevo Norte "se apruebe ya", añade la nota.

"Una vez más nos vemos obligados a recordar que el pasado verano la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el presidente de la promotora Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar, aseguraron a los madrileños que por fin había un consenso y que la aprobación inicial del proyecto estaría lista para enero de 2018", han recordado.

Y han añadido: "Estamos a mediados del mes de abril y no solo no hay noticia de la aprobación, sino que las administraciones ni se han molestado en darnos una explicación".

Temen que el retraso, de alargarse más, podría provocar que no se llegue a tener la aprobación definitiva dentro de esta legislatura.

Según la asociación de vecinos Santa Ana, el presidente de DCN recibió a sus representantes y les aseguró que la promotora también está a la espera de que el Ayuntamiento "apruebe ya el proyecto".

"Béjar nos aseguró que la promotora ha cumplido con todo lo que le ha estado pidiendo el Ayuntamiento y ha recordado que, al tratarse de un proyecto de iniciativa pública, los trámites de la aprobación están en manos del Consistorio.

Sin embargo, lamentan que, hasta la fecha, ni el Ayuntamiento ni el Ministerio de Fomento se hayan puesto en contacto con ellos para darles explicaciones.

"Con actos como el de hoy queremos recordar que llevamos más de veinte años esperando que se arreglen los problemas del norte de Madrid. Nuestros barrios sufren aislamiento y abandono, hay carencia de infraestructuras y de equipamientos, hay inseguridad y suciedad, sostienen.

Carmena, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y la promotora Distrito Castellana Norte (que agrupa al BBVA y la constructora San José) firmaron un preacuerdo en julio de 2017 y se preveía formalizar el acuerdo en diciembre, pero aún no se ha cerrado.

Dos años antes, cuando estaba en su recta final, Carmena desestimó el plan de Ana Botella (PP), rediseñó el proyecto y lo denominó Madrid Nuevo Norte.

El nuevo plan establece un incremento de las viviendas protegidas y la reducción de 16.000 a 11.000 del total de los pisos, la apuesta por la movilidad sostenible y la creación de la nueva estación de Chamartín.

Además, el Consistorio se hizo con la iniciativa pública, lo que le permite marcar los plazos de la operación.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.