C-La Mancha ha abonado ya a Madrid 10,7 millones del convenio de transportes

El Gobierno de Castilla-la Mancha ha abonado ya 10,7 millones de euros de la deuda acumulada con el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid por el anterior Ejecutivo, que ascendía a más de 13 millones de euros en 2016.

El objetivo del Ejecutivo que preside Emiliano García-Page es terminar de amortizar el total histórico pendiente durante el próximo mes de mayo, ha informado hoy la Junta en un comunicado.

El director general de Carreteras y Transportes de Castilla-La Mancha, David Merino, ha participado esta semana en la comisión de seguimiento entre ambas comunidades autónomas, que no se reunió ninguna vez durante la pasada legislatura.

La comisión de seguimiento evalúa el funcionamiento del acuerdo que mantienen ambas comunidades y que permite a casi medio millón de habitantes de Castilla-La Mancha, fundamentalmente de las provincias de Toledo y Guadalajara, gozar de tarifas especiales en la adquisición de los abonos E1 y E2.

Está incluida la tarifa plana de 20 euros mensuales para menores de 26 años que se aprobó en un convenio suscrito por García-Page y su homóloga madrileña, Cristina Cifuentes, en octubre de 2015.

Con un coste para Castilla-La Mancha de 4 millones de euros anuales, el convenio con Madrid supone importantes descuentos para los viajeros habituales del transporte público a la comunidad vecina.

El acuerdo establece una franja limítrofe con Madrid en dos círculos concéntricos denominados E1 y E2, de 59 y 85 kilómetros desde la capital de España, respectivamente, y que engloban parcialmente a las provincias de Toledo, Guadalajara y Cuenca con un potencial de utilización para un 25 por ciento de la población regional.

Los ciudadanos que quedan comprendidos en estos límites geográficos pueden obtener el abono para sus desplazamientos con Madrid y utilizar allí todas las modalidades de servicios concertados por el Consorcio de Transportes madrileño: metro, autobuses de la EMT, cercanías de Renfe, metros ligeros, tranvía (Parla) y líneas de autobuses urbanos e interurbanos.

El convenio suscrito por el actual Gobierno regional tenía efectos retroactivos desde 2014 y se extiende hasta el 31 de diciembre de 2019, aunque ya en el último semestre de 2015 se liberó un primer pago de 2,4 millones de euros con Madrid dentro del proceso de regularización de pagos.

El convenio había sido renovado por última vez en julio de 2013, aunque las anualidades se fueron acumulando hasta alcanzar una cantidad total de 13,1 millones de euros, ha indicado el Ejecutivo castellanomanchego.

Por otra parte, el director general ha planteado en la comisión que los responsables del Consorcio madrileño se impliquen en exigir a Cercanías Renfe que sus servicios en la línea C2 "recuperen unos estándares de calidad" que se están perdiendo según los ayuntamientos y usuarios de algunos municipios del tramo guadalajareño de la línea.

Así, el alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco, remitió un escrito a la Consejería con "múltiples" quejas de los viajeros, como falta de puntualidad, sospechas de reducción de expediciones sin aviso previo, suciedad en los trenes, irregularidad en la climatización o falta de mantenimiento en las estaciones.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.