Brasil subastará en octubre cuatro áreas petroleras del codiciado presal

Brasil subastará en octubre cuatro áreas petroleras del codiciado presal, las gigantescas reservas descubiertas en aguas muy profundas del océano Atlántico, con la que espera recaudar 100.000 millones de reales (unos 27.027 millones de dólares), informó este jueves el Gobierno.

La licitación quedó programada para el próximo 28 de octubre, fecha establecida por el Consejo Nacional de Política Energética (CPNE), según informó en un comunicado el Ministerio de Minas, entidad que preside el Consejo.

En la reunión, el CPNE también definió que la subasta se hará por el régimen de reparto de producción, modelo que rige los contratos del presal.

De acuerdo con este régimen, la recaudación del Gobierno es fija, se define previamente, y vence la disputa la empresa o consorcio que ofrezca mayor porcentaje del petróleo producido.

En la subasta de octubre serán ofrecidas licencias para la exploración y la explotación de las áreas de presal conocidas como Atapu, Buzios, Itapu y Sepia, ubicadas en las cuencas marinas de Campos y de Santos, frente al litoral de los estados de Río de Janeiro y Sao Paulo.

Los yacimientos de presal son un horizonte de explotación en aguas muy profundas ubicado por debajo de una capa de sal de dos kilómetros de espesor y cuyas gigantescas reservas pueden convertir al país en uno de los mayores exportadores mundiales de crudo.

De acuerdo con la resolución del consejo aprobada hoy, se realizarán simulaciones para definir el bono de firma (valor que será pagado por el ganador de la subasta); el porcentaje mínimo de petróleo que irá para el Estado por el modelo de reparto; y también el valor de la compensación que se pagará a la estatal petrolera Petrobras por parte de quien venza la subasta.

Las directrices establecidas para la subasta también señalan que el ganador deberá pagar a Petrobras una compensación por las inversiones realizadas en el área y, como contrapartida, adquirirá una parte de los activos y de la producción.

Estos puntos serán nuevamente evaluados por el CNPE a finales de marzo, cuando el consejo también debe autorizar oficialmente la realización de la subasta del excedente de la cesión onerosa.

La cesión onerosa fue la parte más importante del proceso de capitalización de Petrobras, para preparar a la empresa para las inversiones multimillonarias en las áreas descubiertas del presal.

Para ello, el Estado entregó a la compañía el derecho de explotación y producción de 5.000 millones de barriles de petróleo en un área que tiene una reserva de petróleo muy superior a este volumen.

El gobierno pretende licitar ese excedente para reforzar las arcas públicas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.