Brasil adapta su oferta de carne bovina a Rusia tras perder mercado en 2016

Los productores de carne bovina de Brasil, presentes en la feria alimenticia ProdExpo de Moscú, apuestan por adaptar su oferta al consumidor ruso tras perder el año pasado un 25 % del mercado por la grave crisis económica que vive Rusia.

"Tenemos que adaptarnos. Una de las formas de hacerlo es cambiar la oferta" hacia unas carnes más económicas, acordes a la pérdida de poder adquisitivo que han sufrido los rusos en los últimos años, explicó hoy a Efe el presidente de la Asociación Brasileña de Industrias Exportadoras de Carne (ABIEC), Antonio Jorge Camardelli.

Rusia está en plena transformación de sus hábitos de consumo por la recesión que atraviesa el país, sin superar tras casi tres años de duración y agravada por la depreciación del rublo, que ha perdido la mitad de su valor.

Aunque el embargo adoptado en 2014 por Rusia contra los alimentos procedentes de Occidente benefició al principio a los productores de vacuno brasileños, la crisis que siguió al desplome del petróleo equilibró la situación, toda vez que la carne de res es la primera a la que renuncian los consumidores por su precio elevado.

"Habrá que ver cómo le va al rublo, al precio del petróleo y si se mantienen las sanciones de Occidente. Rusia es un socio muy importante para Brasil, y siempre lo será en las exportaciones de carne", subrayó Camardelli, en alusión a que este país está a punto de superar la recesión, según apuntan sus datos macroeconómicos.

En cuanto a la carne de cerdo, Rusia es el principal mercado para Brasil, que con casi 237.000 toneladas mantuvo en 2016 aproximadamente el mismo volumen de exportaciones que el año anterior.

Con la presencia de 2.178 empresas de 57 países de todo el mundo, Proexpo es la feria de alimentación y bebidas más importante de Europa del Este.

Este año, el evento organizado en el Centro de Exposiciones de Moscú (Expocentro) cuenta con un 11 % más de empresas participantes, quizás porque la competencia es más feroz que nunca en medio de la crisis económica, caracterizada por una drástica caída del poder adquisitivo de los rusos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.