Blackrock sigue apostando por la 'guerra de opas' en BME

El gigante ha comunicado cerca de una treintena de incrementos de exposición a Bolsas y Mercados Españoles desde que SIX presentara su oferta

palacio-bolsa-madrid1--644x362

A menos de 10 días de que se cumpla dos meses desde que SIX Group presentara su oferta pública de adquisición (opa) sobre Bolsas y Mercados Españoles (BME), el gestor de la bolsa y los mercados financieros españoles, Blackrock no ha levantado el pie del acelerador en ir ampliando posiciones en la compañía española, a pesar de que cotiza por encima de los 34 euros que ofreció la compañía suiza (33,4 euros ahora, tras el pago de dividendo).

Desde que se conociera que el gigante norteamericano controlaba más del 3% de BME el pasado 21 de noviembre, ha ido comunicando pequeños aumentos de posición -ninguna a través de derivados, sino de acciones-, en el capital, hasta el nivel del 3,552% que consta con fecha del 9 de enero, acercándose ya a la treintena. En total, los diferentes productos que controla Blackrock habrían adquirido títulos de BME por más de 12 millones ya con la oferta de SIX sobre la mesa, con la adquisición de hasta un 0,428% desde finales de noviembre.

El mercado -y parece que Blackrock también- se resiste a abandonar la expectativa de que antes o después se pueda producir una oferta competitiva -Euronext había mostrado públicamente su interés- o que finalmente SIX mejore la suya en algunos euros. Las acciones del gestor de los mercados financieros españoles cotizan por encima del precio de la oferta de SIX; un 3,8% si se tiene en cuenta que BME repartió en diciembre un dividendo de 0,6 euros que debía ser descontado del precio, de acuerdo con la información remitada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No obstante, cotiza casi a un 4% de sus máximos en doce meses, que alcanzó el 26 de noviembre en los 36 euros.

PSOE-Unidas Podemos y la tasa de transacciones financieras

Euronext, cualquier otro competidor -uno de los eternos novios de BME ha sido Deutsche Böerse-, o la propia SIX todavía tienen tiempo para valorar qué movimiento hacer en BME. Por el momento, la institución liderada por Sebastián Albella todavía no ha dado su visto bueno a la operación. El interés de Deutsche Boerse, el gestor de los mercados alemanes, no es nuevo y el encaje estratégico es el mismo que busca Euronext, ganar tamaño y tener una puerta abierta de entrada hacia los mercados de América Latina

De acuerdo con la ley de opas españolas, las posibles ofertas competitivas deben cumplir una serie de características -la más importante es ofrecer un precio superior- y siempre se deben presentar antes de que finalice el plazo de aceptación de la anterior. Esto quiere decir que hasta que la CNMV no mueve ficha y dé su visto bueno a la oferta, los competidores pueden esperar para poner sobre la mesa la suya; algo que puede beneficiarles a la hora de fijar un precio adecuado a sus intereses, ya que el entorno fiscal en España podría cambiar y afectar directamente a BME.

De acuerdo con el pacto presentado entre el PSOE y Unidas-Podemos, uno de los impuestos que podría ver la luz es de transacciones financieras, que afecta directamente a la operativa bursátil. El plan inicial de esta tasa era gravar las operaciones de compra y venta de empresas cotizadas españolas valoradas en 1.000 millones de euros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.