Benidorm cierra noviembre con un descenso de 0,4 puntos en la ocupación

Los hoteles de Benidorm han cerrado noviembre con un descenso global de un 0,4 por ciento (83,4%) con respecto al mismo mes de 2017, según los datos facilitados por la patronal Hosbec.

Los buenos resultados de la primera quincena han posibilitado que el descenso sea mínimo, puesto que en la segunda parte del mes la caída fue de 1,9 puntos.

El turista español es ya el primero en importancia y acumula un crecimiento del 11 por ciento en número de pernoctaciones respecto a 2017. El mercado británico, por el contrario, finalizará el año con un 8 de pérdidas en pernoctaciones.

Las cifras de Hosbec, no obstante, indican que el resultado logrado en noviembre pasado es comparable a los registros de principios de siglo.

"Es una circunstancia de especial relevancia porque demuestra que los trabajos realizados por parte del destino para desestacionalizar la demanda están dando resultados", apuntan desde la patronal.

La previsión de ocupación para la primera quincena de diciembre se sitúa en el 69,4 por ciento, mientras que para el puente de la Constitución se prevé que el destino alcance el 90, "que con las reservas de última hora podría alcanzar el 95 a partir del jueves".

Toni Mayor, presidente de Hosbec, ha indicado que "se está volviendo a la senda de años bondadosos y cualquier destino firmaría tener un mes de noviembre como el que hemos tenido".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.