Barcones afirma que la AP-1 no podrá ser de nuevo de peaje al depender de DGT

La autopista de peaje AP-1, que esta noche dejará de tener coste para sus usuarios al acabar la concesión, pasará a depender de la Dirección General de Tráfico (DGT), lo que en palabras de la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, "cierra la puerta a que vuelva a ser de pago".

La delegada, junto al subdelegado en Burgos, Pedro de la Fuente, y responsables de la DGT, la Demarcación de Carreteras del Ministerio de Fomento y de la Guardia Civil y Policía Nacional han diseñado hoy en Burgos un dispositivo especial para esta noche.

La AP-1 se convertirá de este modo en la primera autopista de peaje que revierte al Estado y pasa a ser gratuita, ha explicado Barcones, convencida de que el mantenimiento de esta infraestructura se integrará en la solución conjunta para todas las autovías dependientes del Estado.

"El debate sobre una posible vuelta al peaje de la AP-1 está concluido, pero esta vía, igual que el resto de las de alta capacidad, tendrá una solución futura que saldrá de una subcomisión del Congreso de los diputados que analizará este tema", ha explicado Barcones.

La delegada ha reconocido la "incertidumbre" sobre este caso, porque se trata de la primera autopista de peaje española a la que no se prorroga la concesión, aunque según las estimaciones que barajan, la densidad de tráfico en la autovía, sobre todo en los primeros días sin peaje, se incrementará aproximadamente en un 35 por ciento, lo que supone pasar de 20.000 vehículos diarios por la AP-1 a 27.000.

De esta manera, la Nacional 1, por la que ahora circulan 10.000 vehículos diarios de media, el 51 por ciento camiones, quedaría con una densidad de unos 3.000 vehículos.

En todo caso, la vigilancia se reforzará esta noche en la AP-1 con once patrullas de tráfico y quince agentes de seguridad ciudadana de la Guardia Civil y cuatro patrullas de Policía Nacional.

Las cabinas de peaje tendrán la barrera levantada y no habrá que pagar a partir de las doce, pero los vehículos tendrán limitada la velocidad a 20 kilómetros por hora en esos puntos de estrechamiento.

La DGT ha comenzado ya a indicar el cambio de situación de la AP-1 en los paneles informativos y en las cabinas de peaje. EFE

1010207

psb/orv

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.