Bakú y Kiev reaniman el proyecto de oleoducto para suministrar crudo a la UE

Los presidentes de Azerbaiyán, Ilham Alíev, y Ucrania, Petró Poroshenko, se mostraron hoy dispuestos a reanimar el proyecto de tendido de un oleoducto entre las ciudades ucranianas de Odessa y Brody para suministrar petróleo a la Unión Europea (UE).

"Hemos abordado en profundidad el proyecto Odessa-Brody y hemos dado la orden de reanimar este proyecto", dijo Alíev en una rueda de prensa conjunta con su colega ucraniano.

Alíev recordó que "Azerbaiyán suministra al mercado europeo ingentes cantidades de crudo y que también se está convirtiendo en un país de tránsito para los Estados de la costa oriental del mar Caspio" (Kazajistán y Turkmenistán).

"Los mares Caspio, Negro y Báltico forman un triángulo que tiene potencial para la cooperación. Considero que el papel de los corredores de transporte es crucial", agregó.

Por su parte, Poroshenko abogó por compaginar las reservas energéticas de Azerbaiyán con las posibilidades de tránsito de Ucrania.

Polonia también se había mostrado interesada en dicho oleoducto para que el crudo azerbaiyano fuera bombeado hasta la ciudad de Plock y de allí al puerto de Gdansk, pero el proyecto no llegó a prosperar.

Con 667 kilómetros de largo y una capacidad de 14,5 millones de toneladas al año, el oleoducto entre el puerto de Odessa (mar Negro) y la ciudad de Brody (región de Lvov), no lejos de la frontera con Polonia, ya suministró en 2011 petróleo azerbaiyano a Bielorrusia.

Desde el estancamiento de las relaciones con el Kremlin y la reducción de las importaciones de hidrocarburos rusos, Ucrania busca nuevas fuentes de energía y de ingresos por tránsito.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.