Ayuntamiento pide a Azusa mejoras horarias en una decena de líneas

El Ayuntamiento de Zaragoza ha solicitado a Autobuses Urbanos de Zaragoza (Auzsa) la elaboración de un plan de mejoras horarias para los fines de semana en varias líneas, plan que deberá ser entregado a la concejalía de Movilidad Urbana el próximo martes, 9 de febrero.

El consistorio, según apuntan fuentes municipales en una nota de prensa, ha pedido nuevos cuadros de marcha para los sábados y festivos en las líneas 21, 22, 23, 24, 32, 33, 34, 35, 39 y 42, que deberán conjugar de manera flexible criterios como los tiempos de recorrido, unas frecuencias acordes con la demanda atendida y la producción efectuada.

Asimismo, Auzsa deberá realizar informes sobre la reparación de los tres autobuses que se incendiaron el año pasado y que, según el ayuntamiento, deberán reincorporarse al servicio el 31 de marzo de este año como fecha tope.

Y se han requerido actualizaciones del plan de relaciones con el usuario (con fecha tope del 22 de marzo) y del plan de mantenimiento y conservación de bienes adscritos a la concesión y del plan de inspección y control del servicio, que deberían haberse entregado ya.

En la nota se especifica que también se ha exigido acceso al sistema de ventas y recargas desde el centro de control municipal y a los datos de billetaje y de ocupación en tiempo real, todo ello antes del 30 de abril.

También se ha exigido el desarrollo definitivo de la herramienta informática Indicador de Expediciones, con fecha máxima del 29 de febrero.

Finalmente, en este requerimiento el consistorio ha pedido a Auzsa que haga una propuesta técnico-económica para la adquisición este año de al menos dos vehículos energéticamente eficientes.

El comité de empresa de Auzsa, cuyos trabajadores han llegado hoy al quincuagésimo quinto día de paros parciales para protestar por el incumplimiento del convenio colectivo, ha recibido de forma positiva estos requerimientos.

En una nota de prensa, el comité de empresa valora estos requerimientos que le ha hecho el ayuntamiento a la dirección de la empresa, que también incluye, según aseguran, instalación de aseos en los principios y finales de línea.

El comité anuncia que va a presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo por las más de 33.000 horas extras realizadas en 2015, que suponen casi un 12 por ciento más que en 2014.

Con ellas, se incumple el número máximo de horas que fija el Estatuto de los Trabajadores.

El comité de empresa exige su desaparición y que éstas sean sustituidas por la contratación de más de veinte personas, que son necesarias para completar la plantilla, recalcan.

Respecto al conflicto abierto entre dirección y trabajadores, la representación de éstos asegura que aún no ha obtenido respuesta "por escrito" a la oferta presentada por el comité sobre la rebaja económica que se presentó en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), ni sobre la propuesta de fraccionar en dos años el dinero que se descontó a los trabajadores en 2013.

Mañana, después de la asamblea que esta tarde celebran los trabajadores de Auzsa, el comité de huelga se reunirá con el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, para explicarle la situación, que achacan a un incumplimiento del convenio por parte de la empresa, a pesar de que éste se recoge en el pliego de condiciones de la contrata del autobús urbano de Zaragoza.

Y el jueves, 4 de febrero, los trabajadores se concentrarán en la plaza de Aragón de Zaragoza para reivindicar el respeto a los acuerdos de negociación colectiva y por un transporte público de autobús público y de calidad.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.