Australia adquirirá seis drones MQ-4C Triton para vigilar fronteras

El Gobierno australiano anunció hoy la compra de seis drones MQ-4C Triton para vigilar sus fronteras marítimas, como parte de un programa militar valorado en 6.900 millones AUD (5.113 millones USD o 4.368 millones EUR).

Los seis drones se obtendrán a través de un programa de cooperación con la Armada estadounidense, según un comunicado del primer ministro australiano, Malcolm Turnbull y el titular de Industria para la Defensa, Christopher Pyne.

Los Triton, con autonomía para volar unos 11.000 kilómetros al día y alcanzar los 4.880 metros de altura, comenzarán a operar a mediados de 2023 y complementarán la vigilancia de las fronteras marítimas que realizan los aviones P-8A Poseidon.

"Serán usados para vigilar y hacer labores de reconocimiento en los océanos Índico y Pacífico, en la Antártida y en el sudeste asiático" con el fin de evitar "el tráfico de inmigrantes, el daño de terceros a nuestro medioambiente y la pesca ilegal", entre otros, dijo Pyne a periodistas del Canal 7 de la televisión local.

El programa también implica la cooperación con la Armada de Estados Unidos para el desarrollo, producción y mantenimiento de estos drones y la construcción de nuevas instalaciones en las bases militares Edinburgh y Tindal, además de nuevos sistemas de control, entre otros, según el comunicado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.