Asamblea Regional rechaza iniciativa legislativa popular sobre fracking

La Mesa de la Asamblea Regional no ha admitido a trámite la iniciativa legislativa popular presentada por alcaldes del Noroeste, el Altiplano y la Vega Alta para que se convirtiera en una proposición de ley en la Cámara que endurezca los requisitos necesarios para efectuar perforaciones de fracking en la Región.

Los cinco miembros de la Mesa han rechazado el documento porque, en virtud del artículo 4.2 de la Ley reguladora de la iniciativa popular, ya se encuentra en tramitación la proposición de Ley de Podemos sobre esta materia, que se registró el 2 de junio de 2017, un mes y medio antes que la iniciativa firmada por los regidores de Abarán, Calasparra, Cieza, Jumilla y el municipio albaceteño de Hellín.

Los regidores planteaban que la Cámara diera luz verde a una ley que obligue al Gobierno regional a reforzar las condiciones ambientales y de salud a los proyectos de 'fracking' que impidieran la realización de los mismos.

En cambio, la propuesta de Podemos, que actualmente se encuentra en fase de presentación de enmiendas, plantea directamente prohibir la exploración y la explotación de los hidrocarburos no convencionales mediante esta técnica atendiendo a las competencias autonómicas en materia de protección del medio ambiente y de planificación de la actividad económica El texto considera hidrocarburos no convencionales los líquidos o gaseosos que estuviesen atrapados en la roca madre cuya permeabilidad sea inferior a 1 'millidarcy', así como los gaseosos que estuviesen atrapados en vetas de carbón o de hulla y que no saldrían ni se desprenderían de ella sin la inyección de grandes cantidades de agua a presión con aditivos químicos.

El empleo de esta técnica, si se aprueba la ley, conllevará la comisión de una infracción urbanística por parte de la Comunidad Autónoma en virtud de la Ley de ordenación territorial y urbanística de la Región de Murcia.

Podemos ha recordado en el preámbulo de la norma que la Región tiene escasez de recursos hídricos y altos valores naturales y acuíferos que proteger, como por ejemplo el sinclinal de Calasparra, que se vería "amenazado" por la explotación del 'fracking' en el Noroeste.

Para la formación morada, existen numerosos riesgos asociados a este tipo de industria, que puede generar graves consecuencias para usos fundamentales como el abastecimiento humano y la agricultura, al tiempo que ha recordado que el Gobierno regional ha otorgado permisos para llevar a cabo esta práctica sobre acuíferos calcáreos, "los más frágiles y vulnerables a procesos de contaminación".

Finalmente, Podemos ha advertido de los riesgos para la salud de esta práctica, puesto que la técnica emplea un "cóctel" de entre 500 y 600 sustancias químicas "desconocidas" en su mayoría al negarse las empresas a revelar la composición.

La formación morada menciona en su iniciativa que el Informe del Parlamento Europeo al respecto enumera unas 260 sustancias tóxicas para los organismos acuáticos y para la salud humana, de las cuales 8 son cancerígenos probados, 6 sospechosos de serlo, 7 elementos mutagénicos y 5 generadoras de efectos reproductivos, según Podemos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.