Arias Cañete considera "fundamental" el suministro energético sostenible

El comisario europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, calificó hoy como "fundamental" el suministro energético sostenible tanto para las sociedades como para las industrias y los hogares, durante la IV cumbre energética europea.

Cañete, que abrió la primera sesión de la jornada en compañía del primer ministro de energía de Bulgaria, Zhecho Stankov, y del presidente de la comisión de Energía del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, consideró que la agenda de transición energética es "cada vez más urgente" ante las incertidumbres geopolíticas actuales.

"Para la Unión Europea (UE) un reto importante es que aún dependemos mucho de los carburantes fósiles, y aunque hemos avanzado mucho en energías renovables, el carbón, petróleo y gas todavía suponen más del 72 % de nuestras fuentes primarias de consumo de energía en 2016 y la mayoría fue importado", señaló Cañete.

En 2016, la Unión Europea importó el 88 % del petróleo, el 70 % del gas natural y el 40 % de otro tipos de carburantes fósiles, según explicó el comisario español.

Cañete señaló que en el futuro la Unión Europa producirá menos combustibles fósiles y que, aunque el consumo de los mismos se reducirá con el tiempo, el nivel de importación de combustibles fósiles requerido para satisfacer las necesidades europeas "no disminuirá".

"Mirando con detenimiento esta dependencia de la importación, está claro que el mayor reto de la Unión Europea está en el sector del gas natural", añadió.

En 2016, el 76 % de las importaciones de gas natural en la Unión Europea llegó de dos países: Rusia y Noruega.

"La geopolítica internacional necesita que la UE urgentemente aumente su resiliencia energética. A medio y largo plazo reduciría la dependencia de nuestras economías de la importación de hidrocarburos", sostuvo Cañete.

Sobre los retos del futuro, el comisario español reconoció que Rusia seguirá siendo un suministrador clave para la Unión Europea, pero que el país debe garantizar "precios competitivos" para poder competir en el mercado europeo.

También destacó el papel de Ucrania como país "de tránsito" entre Rusia y la UE, así como la importancia de que la reforma del sector energético "continúe" para garantizar la "seguridad energética" europea.

"La transición energética está sucediendo en todas partes, todos los países son importadores o exportadores. En Europa las energías renovables, la eficiencia energética y el papel de los consumidores como actores clave mitigarán la dependencia del gas externo", apuntó Cañete.

El comisario sostuvo que "no se trata solo de producción energética sino también de cómo se usa".

Y recordó que la Unión Europea está en camino de lograr los objetivos de reducir su consumo energético un 40 % para 2030 en comparación con 1990.

En este contexto, señaló que el Parlamento Europeo quiere ser más "ambicioso" con estos objetivos con una mayor inversión en fuentes de energía renovables como la energía eólica y la energía solar porque, dijo, "serán claves para lograr estos objetivos".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.