Araba sin Garoña convoca una nueva marcha contra la central el 11 de junio

El colectivo Araba sin Garoña ha convocado el sábado 11 de junio en Vitoria una nueva manifestación para exigir el cierre definitivo de la central nuclear burgalesa de Garoña, situada a unos 40 kilómetros de Vitoria.

La fecha se ha escogido porque en junio se reúne el consejo de administración de Nuclenor, propietaria de Iberdrola, y "es más que probable" que haya unas nuevas elecciones generales y por tanto el "otro actor llamado a cerrar la central", el Gobierno, podría cambiar su composición.

Araba sin Garoña ha confiado en que una hipotética cita con las urnas el 26 de junio no impida la celebración de la manifestación, como ya ocurrió en diciembre, cuando la Junta Electoral prohibió la marcha que este colectivo había convocado para el día 19, víspera de los comicios para elegir al Gobierno de España.

Así lo ha explicado a Efe el portavoz de la plataforma, Alberto Frías, quien ha quitado importancia a las "magnificadas" declaraciones del presidente de Iberdrola, una de las propietarias de Garoña, Ignacio Sánchez Galán, cuando supuestamente comunicó a los sindicatos el cierre de Garoña por motivos económicos.

Frías ha afirmado que cada vez que algún responsable de la central "ha hecho alguna alusión a su cierre" el Gobierno central "ha aprobado cambios en la legislación favorables" a su continuidad.

Dado estos "precedentes nada tranquilizadores", Araba sin Garoña entiende las palabras de Galán como "un aviso a navegantes: 'No os paséis con las exigencias de seguridad o se cierra Garoña'" y, por ello, considera necesario convocar una nueva manifestación para reiterar el rechazo a la central.

Sobre este asunto también ha hablado hoy el Foro contra Garoña, que ha advertido de que "si Galán hablase en serio" habría hecho el anuncio en la Junta de Accionistas, en un medio de comunicación o "retirando directamente la solicitud al Consejero de Seguridad Nuclear para renovar el permiso de funcionamiento de Garoña hasta 2031".

Sin embargo lo dijo "en una reunión privada", lo que "pone en duda la veracidad de sus intenciones" y apunta, señala este grupo, a "un aviso a navegantes dirigido al Gobierno en funciones". Por ello ha llamado a la ciudadanía a seguir movilizándose en contra la central burgalesa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.