Álava quiere licitar esta legislatura las obras de reforma de la A-625

La Diputación Foral de Álava quiere que la reforma de la A-625 entre Amurrio y Orduña (Bizkaia), uno de los tramos de mayor concentración de accidentes del territorio, cuente con "el mayor consenso político y social" y que las obras se liciten al final de esta legislatura.

Así lo ha explicado hoy el diputado de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Josu López Ubierna, en una comisión de las Juntas Generales de Álava después de haber mantenido sendas reuniones con la Junta Administrativa de Saratxo y el Ayuntamiento de Amurrio para recoger sus propuestas sobre el proyecto.

El actual trazado diseñado por la Diputación cuenta con el rechazo de los vecinos de Saratxo, núcleo urbano perteneciente a Amurrio por el que pasa esta carretera, que se han movilizado en los últimos años en contra de esta variante.

El diputado ha anunciado hoy su intención de acometer esta reforma "de forma consensuada con las instituciones alavesas afectadas" y también "teniendo en cuenta criterios de ocupación de suelo y respeto al medioambiente".

La A-625 tiene una circulación media de más de 6.500 vehículos al día y varios de sus tramos están entre los de mayor índice de accidentes de tráfico de Álava.

El periodo 2010-2016, en el tramo entre Orduña y el Polígono Industrial de Saratxo se contabilizaron un total de 73 accidentes, en 22 de los cuales hubo víctimas, 2 de ellas mortales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.