Advierten de la paralización o desvío de inversión si cierran las nucleares

La Sociedad Nuclear Española ha advertido hoy del impacto del cierre paulatino de las centrales nucleares en España, recogido en el acuerdo de gobierno de Ciudadanos y PSOE, lo que obligaría al sector a paralizar o desviar sus inversiones a otros países.

Su presidente, José Ramón Torralbo, ha dicho en rueda de prensa que de momento no se ha planteado ese escenario sobre la mesa, ya que "aún hay un margen de tiempo, las legislaturas duran lo que duran y las políticas energéticas han sido cambiantes a lo largo de los años".

La Sociedad Nuclear Española, que reúne a mil profesionales, cuya misión es la difusión de la tecnología nuclear, propugna un modelo energético consensuado, con un mix equilibrado en el que esté presente la producción nuclear.

"Los próximos años serán momentos de tomar decisiones de inversiones importantes para las centrales del país" y de acordar si acaban su vida útil a los 40 o 60 años, tesis defendida por la SNE.

Al respecto ha añadido que casi todo el parque nuclear de Estados Unidos ha apostado por la operación a largo plazo -a 81 de sus 99 plantas atómicas se les ha concedido un permiso de 60 años-.

En su opinión, la edad de las instalaciones "no es lo importante" sino la actualización que realizan sus propietarios para que sean "seguras y fiables".

En el caso de que cristalizara el acuerdo firmado ayer por los líderes del PSOE y Ciudadanos, Pedro Sánchez y Alberto Rivera, respectivamente, el presidente de la SNE ha avanzado que habría que decidir si paralizar o desviar las inversiones del sector hacia otros países u otras tecnologías.

El acuerdo firmado por los líderes políticos reduciría la vida útil de las centrales a ocho años, la primera de ellas tendría que cerrar en 2021 y la última en 2028.

"Fundamentalmente -ha añadido Torralbo- hay que tener el cuenta que el sector está exportando el 70 % de los servicios y actividades y que, sobre todo, ha crecido al amparo de su desarrollo en la plantas nucleares", cuya tecnología está exportando.

"A nadie se le escapa que, si las nucleares no existen, la tarjeta de presentación en otros países será complicada y, por tanto, esa tecnología y las centrales tendrán un futuro muy complicado".EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.