Abierta al tráfico la autovía de Deskarga tras una inversión de 43 millones

La nueva autovía guipuzcoana de Deskarga ha sido abierta a la circulación este martes tras unas obras que han tenido una duración de 25 meses y han requerido una inversión de 43 millones de euros.

El tramo abierto consta de cinco kilómetros y completa el corredor entre Beasain y Bergara, que pasará a denominarse A-636 y tendrá un total de 23 kilómetros de longitud, lo que permitirá viajar de una localidad a otra en apenas 11 minutos, ha informado la Diputación en un comunicado.

De esta manera, también se culmina la rotonda de Gipuzkoa, la red guipuzcoana de carreteras de alta capacidad que cuenta con un total de 234,759 kilómetros y que supondrá que todos los municipios del territorio tengan una autopista o autovía a menos de 15 kilómetros.

Las obras han necesitado soluciones geotécnicas "punteras", ha subrayado la institución foral, que ha recordado que la nueva carretera consta de once desmontes, nueve terraplenes y cinco viaductos.

La construcción ha incluido además pilotes de gran diámetro y dieciséis pozos mineros para el drenaje de agua de 22 metros de profundad, así como cerca de 200 kilómetros de cables de acero para sostener los desmontes.

La recuperación paisajística ha sido otra parte importante del proyecto y, aunque su resultado se verá en unos meses, ya hay terraplenes cubiertos de vegetación, fruto del hidrosembrado de 167.000 metros cuadrados de superficie y la distribución de 18.500 metros cúbicos de tierra vegetal.

Está previsto además plantar 15.000 unidades de varias especies de plantas y 16.000 trepadoras.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.