Empresas del IBEX

Telefónica mantiene el dividendo pese a eliminar las previsiones hasta 2022

Telefónica decide continuar con el pago de dividendo a cargo de los resultados de 2020 aunque suprime las previsiones de este y el próximo curso tras ganar un 56,2% menos en el trimestre

Distrito Telefonica, en Madrid
Distrito Telefonica, en Madrid

Telefónica mantiene el dividendo, de 0,4 euros dividido en dos tramos de 0,2 euros cada uno, pese a eliminar las previsiones para 2020 y 2021 después de reducir sus beneficios en un 56,2%, hasta los 406 millones de euros, de enero a marzo.

¿Qué más leer?

Telefónica soluciona la 'patata caliente' de O2 con la creación del mayor gigante en Reino Unido

Telefónica se muestra con “confianza” en la “flexibilidad” de su modelo de negocio frente al coronavirus y por ello, junto con la posición de liquidez y la “esperada resistencia” del comportamiento del negocio, mantendrá la retribución al accionista.

De este modo, Telefónica defiende su balance “sólido” y expone que tiene cubiertos los vencimientos de deuda de los próximos dos años. Respecto a la liquidez, cuenta en sus arcas con 22.500 millones de euros, aunque de ellos 8.700 los corresponden con los activos líquidos disponibles.

En junio se abonará 0,2 euros por acción correspondientes al último pago del dividendo a cargo de las cuentas de 2019 y será en diciembre cuando se realice el primer pago del ‘pay out’ de 2020 y en junio de 2021 el segundo, de otros 0,2 euros por acción.

La fórmula elegida por la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete es el dividendo flexible voluntario, ‘voluntary scrip dividend’.

Sin previsiones hasta 2022

Esta retribución al accionista supondrá un desembolso para Telefónica de 2.100 millones de euros en un “alto nivel de incertidumbre actual”, tal y como califica la propia teleco al momento de la pandemia.

Por esa incertidumbre y debido “a los cambios significativos” que se producen en el escenario en el que estaban “construidos” los objetivos financieros, Telefónica “abandona” los objetivos para 2020 y 2021.

La siguiente referencia que ofrece la teleco es para dentro de dos cursos donde reiteran los objetivos con crecimiento de ingresos y una mejora en dos puntos la ratio oibda- (beneficio previo a las depreciaciones y amortizaciones) capex/ingresos.

Para 2020 únicamente expone que continúa “monitorizando la evolución del negocio y gestionando la inversión y los gastos” con el objetivo de reducir al máximo los costes

Aún así, anticipan un comportamiento negativo de la ratio oibda/capex aunque espera que mejore “ligeramente” hacia estable.

El efecto divisa se come al obida y sube la deuda

La depreciación de las divisas, sobre todo por el real brasileño y el euro, provocó que el obida y los ingresos se redujesen respecto al curso anterior.

La primera partida retrocedió un 11,8% mientras los ingresos se reducen un 5,1% hasta los 11.366 millones de euros en tasa interanual.

La situación actual lleva a Telefónica a romper su racha de 11 trimestres consecutivos de reducción de deuda y esta asciende hasta los 38.223 millones de euros desde los 37.744 en los que cerró el año.

Alemania y Brasil, las dos caras de Telefónica

Telefónica Deutschland, filial de la española en Alemania y que opera bajo la marca O2, volvió a reducir sus pérdidas hasta los 44 millones de euros, un 59% menos que hace un año, y sí mantuvo las guías para el curso. Alemania da pérdidas desde 2014 por la compra de E-Plus en 2014.

Respecto a Brasil, el beneficio se redujo un 14,1% hasta los 191,4 millones de euros de enero a marzo comparado con 2019 por el efecto divisas y la menor actividad comercial derivada del Covid-19 ya que los ingresos cayeron un 1,4% hasta los 1.797 millones de euros. Además, el oibda se contrajo un 9,1%.

Malas noticias también para Hispam, la compañía en la que la teleco española ha aglutinado a todos sus negocios en América Latina -salvo Brasil- para venderla.

Redujo el importe neto de la cifra de negocio un 84%, hasta los 2.204 millones de euros; el oibda se redujo un 21,2%, hasta los 502 millones, y la ratio oibda/capex cayó un 48,1%, hasta los 176 millones de euros.

Respecto a España, caída también en las mismas partidas con un 1,6%, hasta los 3.078 millones de euros; un 9,6%, hasta los 1.225 millones de euros, y un 9,7%, hasta los 881 millones de euros, respectivamente.

Según Álvarez-Pallete la crisis tuvo un “impacto limitado” en el primer trimestre y sus cuatro grandes mercados “se comportaron bien en un entorno único y desafiante”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.