Empresas del IBEX

Repsol desafía la lógica: dividendo extra de casi 1.000 millones tras perder 3.816

Repsol pierde 3.816 millones en 2019 por culpa de las provisiones. No obstante, anuncia un gran plan de recompra de acciones que en la práctica se asimila a una subida del dividendo

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz

La petrolera ha obtenido en 2019 unas pérdidas netas de 3.816 millones de euros, lo que se debe las fuertes provisiones anunciadas en la división de “upstream” y por el arbitraje de Addax. La cifra contrasta con los 2.349 millones de euros que la compañía ganó el año anterior.

En el trimestre, las cosas no han ido mucho mejor. La petrolera ha reportado un resultado neto ajustado de 405 millones, menos que los 422,8 millones que esperaba el consenso de analistas de Bloomberg.

El giro estratégico anunciado por Repsol a finales del año pasado para ser una compañía de emisiones cero en 2050 le ha salido muy caro a la petrolera. En realidad, es una purga del balance en toda regla que ha obligado al grupo a dotar provisiones por 4.839 millones de euros.

Junto con los 837 millones de provisiones anunciados hace unos días para cubrir el litigio con las filiales del grupo chino Sinopec, la factura final de extras alcanza los 5.823 millones de euros. Esto es lo que se ha comido el beneficio y ha agujereado las cuentas de Repsol.

El problema es que las primeras provisiones no consumen caja pero las segundas, completamente inesperadas, sí que representan una potencial salida de efectivo, por lo que en el mercado se empieza a atisbar seriamente que Repsol tenga que recortar el dividendo.

Lejos de amilanarse ante esta circunstancia, Repsol ha anunciado una recompra de acciones propias con posterior amortización para el 5% del capital, lo que en la práctica se traduce en un incremento del dividendo, pues al haber menos títulos en circulación eleva el valor de las acciones. Como la capitalización es de 19.340 millones, el extra del dividendo es de 967 millones.

Esta subida se suma al incremento del 8% ya acordado para el dividendo, que alcanzará 1 euro por acción en 2020, con la fórmula del ‘script dividend’ o retribución en especie.

La caída del petróleo y el gas pasa factura

En cuanto a la evolución del negocio, el resultado neto ajustado (que excluye atípicos y provisiones) ha sido de 2.042 millones de euros en 2019, el 13 % menos. En el trimestre ha alcanzado los 405 millones, menos que los 422 millones que esperaban los analistas del consenso de Bloomberg. La caída del petróleo y del gas natural, junto con el recorte de los márgenes industriales, han pasado factura al grupo.

El flujo de caja operativo aumentó el 8% en 2019 respecto al año anterior, hasta los 5.837 millones de euros,ya que Repsol ha incrementado la eficiencia en su negocio, particularmente a través de la digitalización. Ello compensó una generación de efectivo más débil en la división de exploración y producción.

La deuda neta alcanzó los 4.220 millones de euros en 2019, lo que supone 781 millones más que la deuda reportada en 2018. Según la empresa, se ha visto impactada por una posición de autocartera de 81 millones de acciones a cierre de 2019.

Caídas en todas las ramas de negocios

Por ramas de negocio, la exploración y producción ("upstream") ha obtenido un resultado neto ajustado de 1.050 millones de euros, el 8% menos, debido a los menores precios del crudo y del gas y al descenso del 9% en la producción. Esto se compensó parcialmente por los menores costes de exploración, además de por la apreciación del dólar frente al euro

En la rama de refino y comercialización ("downstream"), el beneficio neto se redujo el 8%, debido a la menor contribución de las actividades de refino, química, GLP (gases licuados del petróleo) y comercialización de gas. 

Respecto a estas cifras, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha dicho que “2019 ha supuesto un hito para nosotros. Hemos establecido un objetivo ambicioso para ser cero emisiones netas en el año 2050, liderando el sector en la lucha contra el cambio climático y hemos logrado un crecimiento anual del 8%de la caja operativa, demostrando nuestra resiliencia en un entorno complejo”.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.