Empresas del IBEX

Indra aumenta su cartera

Pospone la decisión sobre la vuelta al dividendo. Logró un beneficio de seis millones de euros en el primer trimestre del año, un 65,6 % menos

La tecnológica obtuvo un beneficio neto de seis millones de euros en el primer trimestre del año -un 65,6 % menos en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior- y vio crecer su cartera un 12%./ EFE

La crisis del coronavirus no ha tenido hasta ahora un fuerte impacto en Indra, aunque la tecnológica prevé que lo va a tener en los próximos meses. La compañía no quiso hacer estimaciones, pero sí que anunció este lunes, tras el cierre del mercado bursátil, una  medida preventiva: pospone la decisión sobre la vuelta al pago de dividendo.

La empresa obtuvo un beneficio neto de seis millones de euros en el primer trimestre del año -un 65,6% menos en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior- y vio crecer su cartera un 12% y llegó a 4.800 millones, una nueva plusmarca, y un 8% su contratación.

“La profundidad y duración del Covid-19 es todavía incierta y, por tanto, difícil de cuantificar”, expresó Fernando Abril-Martorell, presidente ejecutivo de la firma. “Aunque en el primer trimestre el impacto ha sido muy limitado, prevemos que afecte en mayor medida a los resultados de Indra en los próximos trimestres”, añadió.

¿Qué más leer?

El desconfinamiento gradual aúpa al IBEX 35, que recupera los 6.700 puntos

Según informó la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) los ingresos en los tres primeros meses del año sumaron un total de 1.020 millones de euros, el 7,6% más que en el mismo período de 2019.

Abril-Martorell indicó en la presentación de las cuentas que, ante la situación económica actual, la empresa ha puesto en marcha planes de contención de costes e inversiones y ha tomado medidas para reforzar la liquidez y el balance.

"La positiva inercia comercial de Indra se mantiene, con comportamientos muy positivos de la cartera y la contratación, lo que esperamos ayudaría a la recuperación una vez finalizada la crisis", apuntó.

Transporte y Defensa, la división más perjudicada

Las consecuencias de la pandemia se concentran en el negocio de Transporte y Defensa (T&D), en forma de retrasos en algunos proyectos por el parón económico y por la dificultad de realizar pruebas y entregas de trabajos internacionales.

¿Qué más leer?

Pharmamar. Su fármaco Aplidin no llegará hasta 2021

En concreto, la compañía detalló que la cifra de negocio de esta división descendió un 7,2%, hasta 245 millones. El ebit de T&D cayó el 61,5%, a 12 millones.

En la otra división de la compañía, la especializada en tecnologías de la información, Minsait, los ingresos crecieron en el primer trimestre el 3,9%, hasta 490 millones. Su ebit se mantuvo en 12 millones, tras un leve retroceso del 2,7%.

En cuanto a la deuda, Indra alcanzó los 633 millones de euros en el primer trimestre de 2020, un 6,9% más que los 592 millones del mismo periodo del año anterior. El resultado bruto de explotación (ebitda) fue de 51 millones, el 27,7% menos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses