Empresas del IBEX

IAG suma a su crisis una cuarentena sobre los vuelos que lleguen al Reino Unido

IAG debe hacer frente a la posibilidad de que el Reino Unido ponga en cuarentena los vuelos que lleguen al país

IAG añade a la restricción de mundial de vuelos la posibilidad de cuarentena para los pasajeros que lleguen al Reino Unido

IAG suma a su crisis de negocio la noticia de que el Reino Unido se plantea realizar cuarentenas a los vuelos que lleguen al país introduciendo restricciones de movilidad a los pasajeros que aterricen en territorio británico. Las acciones de las aerolíneas con base en Gran Bretaña retroceden con fuerza en los mercados.

¿Qué más leer?

Aerolíneas. Un rescate de 77.000 millones de euros

Esta medida se encuadra dentro del plan de desescalada que Boris Johnson plantea para la reactivación económica del país. Dicho programa busca la reapertura de sectores como la construcción o la hostelería. Las medidas no dejan de lado al transporte, pero en el interior.

Así, las acciones británicas relacionadas con estos sectores suben en la Bolsa de Londres. Las de mediana capitalización, que cotizan en el FTSE 250 y que centran sus negocios dentro de su frontera, recogen el anuncio con subidas del 1%.

En cambio, las aerolíneas son las señaladas de este plan de reapertura económica e IAG es la diana de venta de los inversores pocos días después de presentar resultados. En ellos, tras perder 1.860 millones de euros, anunció que lo peor está aún por llegar.

La vista puesta en 2023

Con la capacidad de pasajeros reducida en un 94% y sus operaciones centradas en la repatriación o transporte de carga el CEO del grupo, Wille Walsh, cree que el segundo trimestre será “considerablemente” peor que el primero.

¿Qué más leer?

Aerolíneas. Un rescate de 77.000 millones de euros

IAG -Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level, ya comunicó que no espera que la demanda de pasajeros registrada en 2019 se recupere hasta el 2023. Mismo escenario que contempla el CEO de la estadounidense Delta Airlines, Ed Bastian.

Walsh aseguró que estiman para julio, como pronto, un retorno “considerable” de las operaciones, pero todo dependerá de las medidas de confinamiento y restricciones de viaje de todo el mundo.

Por tanto, anuncios como el del premier británico sobre poner en cuarentena a los pasajeros que toquen suelo británico vía aérea no ayuda a un retorno normal para este sector.

Respuesta de IAG

Walsh aseguró ante los parlamentarios británicos que tendrán que revisar sus planes para reanudar los vuelos a Gran Bretaña si se introduce la cuarentena de 14 días: "Este definitivamente va a empeorar las cosas", explicó el CEO.

"Planteamos reanudar los vuelos desde julio, pero creo que ahora tendremos que revisarlo basándonos en lo que el primer ministro anunció".

Una acción que tocaría directamente a su liquidez: "Probablemente hemos agotado todas las vías que se me ocurren en este escenario para reforzar nuestra liquidez. El efectivo se ha reducido significativamente y así será a lo largo de mayo, junio y julio", concluyó.

Giros en la dirección

Walsh aseguró que el holding aéreo tenía músculo suficiente para superar el coronavirus y rechazó el apoyo de Londres para las aerolíneas británicas del grupo. En cambio, si accedió a los créditos ICO españoles para Iberia y Vueling con 1.010 millones de euros en préstamos.

Pese a la incertidumbre a la que se enfrenta la compañía, IAG informó que será el 24 de septiembre cuando Luis Gallego, actual presidente de Iberia, sustituirá a Walsh  en el cargo.

El holding aéreo había retrasado esta decisión por el coronavirus, pero al final se decidieron por programarla para el tercer trimestre del curso con motivo de la junta general de accionistas fijada para esa misma fecha

Con todo, los gobiernos dedicaron hasta la actualidad 77.000 millones de euros en ayudas al sector, según los cálculos de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

La IATA estima que, para fin de año, se recupere un 50/60% de los niveles habituales de vuelos para esas fechas, lo que sugiere grandes dificultades de recuperación para el sector.

Suben las cotizadas medianas del Reino Unido

Del plan de Gran Bretaña para reactivar la economía destacan las pequeñas cotizadas centradas en el negocio nacional.

Tal es el caso de la empresa de transporte público Go-Ahead o la plataforma de venta de billetes de tren Trainline. Los casos más más llamativos son la empresa de bicicletas y piezas de motor Hallfords que se dispara un 25% o la compañía, también de bicicletas, Acell, que avanza más de un 15% este lunes.

También ascienden a doble dígito empresas de ocio como Cineworld, Mitchella & Butlers, Marton´s o JD Watherspoon. Y En menor medida suben las constructoras como Redrow, Taylor W​impey o Vistry Group.

“Por ahora, la esperanza domina”, expone el analista senior de Swissquote Bank Ipek Ozkardeskaya. Aunque este experto también reconoce que la economía británica continúa bajo lupa y presión por el temor a una segunda ola de contagios que golpearía duramente al mercado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

¿Qué más leer?