Empresas del IBEX

ACS reduce sus beneficios tras el pinchazo de Abertis y dispara la deuda

ACS ganó un 28% por el impacto de las restricciones a la movilidad en Abertis y en los servicios de Clece. El empeño en pagar dividendo, junto con las inversiones, dispara la deuda neta un 164%

abc-florentino--644x362

Las restricciones a la movilidad y el confinamiento forzoso de millones de ciudadanos por culpa del coronavirus pasaron factura a ACS, que ganó 201 millones de euros hasta marzo, el 28,5% menos, por culpa de la menor contribución de Abertis.

En concreto, la situación provocó “caídas drásticas en el tráfico medio diario desde el mes de marzo” y afectó “significativamente” a los resultados de Abertis, dijo ACS en un informe remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

De este modo, la aportación del grupo de infraestructuras en el primer trimestre cayó en 50,5 millones de euros y el beneficio neto en 40,4 millones. Pero a medida que “estas restricciones se vayan levantando se recuperará paulatinamente el tráfico”, apunta ACS.

La deuda se dispara pero el dividendo sigue adelante

A la menor aportación de la compañías catalana se suma la deuda neta, que alcanza los 2.374 millones de euros al cierre del primer trimestre, un 164% más que los 897 millones del año anterior.

El grupo constructor confirmó recientemente sus planes de seguir adelante con el dividendo y repartir 630 millones de euros entre sus accionistas, pese al coronavirus.

¿Qué más leer?

ACS: la crisis del coronavirus le manda a la casilla de salida

Ahora, tal y como reconoció la compañía que preside Florentino Pérez, la remuneración al accionista, junto con los pagos derivados de la salida de Oriente Medio por parte de CIMIC y el incremento de las inversiones, son los factores que explican el salto de la deuda.

Igualmente, el impacto del Covid-19 también se dejó sentir en Clece. En concreto, en esta división se paralizaron o redujeron significativamente las actividades de limpieza y mantenimiento en los centros escolares, de ocio o aeropuertos.

El impacto en el ebitda y en el beneficio neto de Clece fue de 12,4 y 10,3 millones de euros respectivamente, dice ACS.

La construccion se libra

Donde no hubo apenas impacto de la pandemia fue en la construcción. Las ventas alcanzaron los 7.325 millones de euros, con un incremento del 5,8% o del 6% ajustando el efecto divisa.

Según el grupo, la subida de la facturación en la división constructora se apoyó en el 20% que aumentaron las ventas de la filial Turner en Estados Unidos.

¿Qué más leer?

ACS repartirá 630 millones en dividendos

La cartera de obras a marzo de 2020 ascendió a 60.834 millones de euros, un 96% internacional. En los últimos doce meses la cartera creció un 0,5%.

El resultado final tras todos los impactos es que ebitda se redujo un 8,3% en los tres primeros meses del año, hasta los 751 millones de euros.

Baja el peso del negocio en España

La menor contribución de Abertis y el impacto de Clece explican la caída, dice la constructora. De hecho, sin tener en cuenta el impacto de Abertis, el descenso del ebitda habría sido tan solo del 2,7%.

Por regiones, Norteamérica concentró un 50,9% de las ventas, Europa un 18,3%, Asia-Pacífico un 21%, América del Sur un 8,1% y África el 1,7% restante. En el caso de España, las ventas representaron el 13,3% del total frente al 16,9% de un año antes

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses