Empresas del IBEX

ACS pierde la mitad de su valor en tres semanas de coronavirus. ¿Excesivo castigo?

Las acciones de ACS cotizan en 12,5 euros, niveles del verano de 2012. A estos precios, Hochtief y Abertis tendrían un valor cero, lo que muestra que quizás el mercado ha ido muy lejos

Florentino Pérez, presidente de ACS | EFE
Florentino Pérez, presidente de ACS | EFE

El derrumbe de las bolsas provocado por la crisis del coronavirus, que se ha comido todas las rentabilidades de la era Trump, se ha dejado sentir con especial virulencia en los sectores más expuestos al ciclo. Y hay compañías que se están llevando un castigo muy duro. Uno de los ejemplos es ACS.

En la bolsa española, el IBEX 35 corrige en lo que llevamos de marzo el 23%, pero la constructora que preside Florentino Pérez se desploma el 53% en estas tres semanas de turbulencias. Desde el 20 de enero, fecha en la que el mercado empezó a preocuparse por el impacto en Europa del coronavirus, la caída es del 63%.

Las métricas asustan. Así, la acción cotiza ahora en los 12,5 euros, niveles que nos veían en la constructora desde el verano de 2012. Pero los analistas no han perdido la fe y siguen calculando un precio objetivo a doce meses de 37,87 euros, según el consenso de Bloomberg, lo que da un potencial de retorno superior al 200%. ¿Ha ido muy lejos el mercado?

Impacto del Covid-19

Es cierto que el grupo comunicó el abandono de sus operaciones en Oriente Medio, a lo que se sumó la caída de los márgenes de Dragados en los resultados de 2019. Pero el tema candente es el posible impacto del Covid-19.

En este sentido, los analistas del Sabadell reconocen que “el valor está descontando un escenario económico que a día de hoy no contemplamos”, si bien reconocen que “el nivel de incertidumbre a la hora de estimar la evolución futura de la economía global es muy elevado”. Sin ir más lejos, a la cotización actual, se estaría descontando un valor cero para dos de sus grandes filiales, Hochtief y Abertis.

Es evidente que la crisis del coronavirus tendrá un impacto en la constructora y en sus resultados de este año. Pero en el Sabadell creen que este efecto es a priori “no significativo” por ahora, en especial por los negocios en España, que representan el 14% de la facturación.

A la cotización actual se estaría descontando un valor cero para dos de sus grandes filiales, Hochtief y Abertis.

Hay que tener en cuenta, como explican los analistas de Bloomberg Intelligence, que la cartera de pedidos de ACS, que se distribuye en los mercados desarrollados, garantiza ingresos estables incluso si algunas regiones experimentan recesiones.

Es cierto que habrá menos adjudicaciones este año, simplemente porque habrá menos licitaciones de proyectos. Pero a cierre del año pasado, la cartera ascendía a 77.756 millones de euros, lo que asegura unos dos años de facturación. Así que el impacto del coronavirus no debería ser tan grave como a priori está descontando el mercado.

Refinanciación de la deuda

Podrían tener más dudas los inversores sobre la capacidad del grupo para refinanciar su deuda, dado el escenario incierto que se ha abierto con la crisis. Según explican en el Sabadell, este año vencen 5.064 millones de euros, lo que supone el 43% de la deuda bruta.

Pero estos expertos no esperan problemas de repago o refinanciación, ya que ACS tiene en caja 8.000 millones de euros, además de líneas de crédito de 1.600 millones en ACS Corporación y de 2.900 millones en Hochtief.

Tampoco habría problemas serios para repagar o refinanciar en el corto plazo la deuda de Abertis. Todo lo más, ACS dejaría de percibir los dividendos, unos 432 millones de euros, según calculan los expertos de la entidad catalana. Por eso mismo, en el Sabadell consideran que la cotización de ACS “descuenta un escenario excesivamente adverso”.

Y eso es precisamente lo que parecen pensar dentro de la propia constructora, que en pleno derrumbe del valor, acaba de aumentar su autocartera hasta el 5,392%. Con la actual capitalización de mercado de 4.155 millones de euros, estas acciones propias tienen un valor de 224 millones de euros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses