Empresas globales

Wedoctor, la OPV que no hay que perder de vista

La filial de telemedicina del conglomerado chino Tencent planea presentar el prospecto de la operación en febrero

Tencent planea la OPV de su filial Wedoctor

La compañía china de servicios médicos Wedoctor prepara su salida a bolsa en el parqué de Hong Kong, en una operación que supondría valorar la compañía hasta en 10.000 millones de dólares y en la que Wedoctor espera levantar hasta 1.000 millones.

Aunque lejano geográficamente, se trata de un bautizo bursátil que despierta el interés de los inversores occidentales debido a que aúna cuatro puntos de interés.

  • Por un lado, se trata de una compañía con exposición al negocio de la telemedicina, un área claramente al alza tras la irrupción de la pandemia de coronavirus (muchos pacientes han optado por someterse a consultas médicas a distancia para evitar los contagios de Covid-19).
  • Por otro lado, los inversores se sienten atraídos por el origen chino de la compañía, pues este país asiático es uno de los que mejores perspectivas presenta para los próximos años por distintos factores (control temprano del Covid, crecimiento económico superior, exposición al sector tecnológico, abundante población, crecimiento de la clase media y reducción de las tensiones comerciales, entre otros).
  • Precisamente, se espera que el crecimiento de la clase media en países emergentes como China incremente la demanda de servicios de salud en estos países.
  • La compañía matriz detrás de Wedoctor es Tencent, un conglomerado tecnológico que este año se revaloriza en bolsa un 56% y capitaliza 726.000 millones de dólares.

Aún no se conoce la fecha de la operación de bautizo bursátil pero se rumorea que Wedoctor podría presentar el prospecto de la OPV el próximo febrero, casi un año después de contratar a diversos bancos de inversión para comenzar los trámites.

Inicialmente, el estreno estaba previsto para este año, según Bloomberg, pero su formalización se ha complicado después de la salida del director financiero, John Cai, que precisamente se unió a la compañía este año para allanar el camino de la OPV.

Asimismo, una dificultad añadida podría ser el reciente endurecimiento de la regulación que pesa sobre las compañías de Internet chinas.

La división de la empresa

Uno de los movimientos que la compañía ha realizado recientemente para facilitar la consecución de la operación es la división de la empresa en dos partes diferenciadas.

Por un lado, el negocio puramente relacionado con los servicios médicos, tanto online como offline, una área que en anteriores rondas de financiación ha sido valorada hasta en 6.000 millones.

Y, por el otro, el tratamiento de los datos, que puede ser objeto de fuertes regulaciones por parte de la Administración china.

Mientras la OPV llega, la compañía acaba de conducir una ronda de financiación adicional de 350 millones de dólares.     

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses