Empresas globales

Las cotizadas británicas lideran la vuelta del dividendo

Las compañías del FTSE destinarán cerca de 70.000 millones de libras en retribuir a sus accionistas

Las banderas de Reino Unido y de la Unión Europea ondean frente al Parlamento de Westminster en Londres. EFE
Las banderas de Reino Unido y de la Unión Europea ondean frente al Parlamento de Westminster en Londres. EFE

El dividendo fue una cuestión de Estado para los inversores a lo largo de 2020. Numerosas compañías decidieron suspender la retribución al accionista como consecuencia del deterioro de sus cuentas por la crisis provocada por la pandemia.

En el caso de las entidades financieras, fue el regulador el que imponía su suspensión.

No obstante, estas decisiones sobre los dividendos fueron desiguales, puesto que hubo compañías que siguieron manteniéndolos. 

Ahora se está produciendo un cambio de tendencia que protagonizan las empresas que cotizan en el FTSE británico, y que podría ser un anticipo de lo que ocurrirá en el resto de compañías europeas a lo largo de 2021.

Las compañías del FTSE recuperan el dividendo

Por un lado, los bancos del Reino Unido, que proporcionan una buena parte de los dividendos del FTSE 100, recibieron el visto bueno en diciembre de los reguladores para reiniciar los pagos. 

A esto se une que muchas empresas comenzaron a pagar dividendos en los últimos meses, y grandes nombres como Tesco (TSCO) incluso anuncian aumentos generosos en los pagos.

¿Qué más leer?

El BCE permitirá a algunos bancos retomar el dividendo en 2021

Y esto se produce en medio de un nuevo cerrojazo de la economía británica como consecuencia del empeoramiento de la pandemia. 

Entonces, ¿cómo es posible? La razón hay que encontrarla en que un buen número de las compañías con dividendos más elevados dependen de las ganancias en el extranjero, que están creciendo más rápido que en el Reino Unido. 

Otro aspecto favorable para la recuperación del dividendo es que finalmente se evitó un Brexit sin acuerdo, beneficiando a las acciones de valor, que a menudo se encuentran entre las mejores pagadores de dividendos.

Dividendos entre 60.000 y 70.000 millones de libras

Según el último Link Dividend Monitor, los inversores del Reino Unido podrían esperar un pago de 70.000 millones en el mejor de los casos y alrededor de 60.000 millones en el peor de los casos, lo que llevaría los dividendos a un nivel visto en 2012 y 2013. 

El director de inversiones de AJ Bell, Russ Mold, utilizando los pronósticos de los analistas de consenso, espera que los dividendos del FTSE 100 alcancen los 71.000  millones este año, frente a los 10.000 millones de libras de 2020. 

El arranque de la temporada de resultados será el termómetro

A finales de este mes, el inicio de la temporada de presentación de resultados servirá como termómetro para la recuperación del dividendo. 

GlaxoSmithKline (GSK) se revaloriza un 6% en lo que va de año y será el primero en presentar cuentas. 

El año pasado, el precio de las acciones de la empresa cayó un 20% a pesar del renovado enfoque en las grandes farmacéuticas durante la pandemia; su rival Astrazeneca (AZN) es un caso similar de rentabilidades decepcionantes en 2020, a pesar de que fue una de las empresas más rápidas en producir una vacuna. 

Alternativas de mayor riesgo

En el mercado de Reino Unido hay otras opciones para aquellos que estén dispuestos a asumir un mayor riesgo; por ejemplo, en el Morningstar UK Index, la compañía petrolera estadounidense Diversified Oil and Gas (DGOC) tiene un rendimiento esperado de casi el 10%, que es cubierto más de tres veces por las ganancias. 

Si los precios de las acciones continúan recuperándose en sectores como el petróleo, es probable que los rendimientos se vean presionados a menos que las empresas aumenten los pagos en conjunto. 

Sin embargo, esa podría ser una perspectiva realista para algunas empresas: sus perspectivas de ganancias habrán mejorado drásticamente desde la caída de primavera en 2020, por lo que estarán en una mejor posición para devolver el exceso de efectivo a los accionistas. 

No obstante, algunos de los sectores más golpeados como los viajes y el ocio, pueden optar por preservar el efectivo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.