Empresas globales

Las doce vacunas que acabarán con la pandemia de coronavirus

Una docena de candidatos vacunales está al final del recorrido para lograr su aprobación. Se convertirán en la mejor arma de la humanidad para luchar contra la enfermedad

La vacuna china de Sinovac pisa los pies a Moderna y Pfizer.
La vacuna china de Sinovac pisa los pies a Moderna y Pfizer.

Los avances de Moderna y Pfizer en la carrera por dar con una vacuna contra el coronavirus han centrado los titulares de la prensa en las últimas dos semanas. Si bien, no son los únicos laboratorios que luchan a contrarreloj por encontrar con un remedio que ponga fin a la pandemia que ya ha contagiado a 57 millones de personas en todo el mundo, según los datos compilados por la universidad Johns Hopkins.

En concreto, los investigadores están probando en humanos 57 candidatos vacunales y 12 de ellos se encuentran ya en las últimas etapas del recorrido para lograr su aprobación (lo que se conoce como la fase III), según la Organización Mundial de la Salud.

Aunque algunos proyectos fracasen, el elevado número de investigaciones en estadios muy avanzados del proceso prácticamente garantiza que la humanidad podrá contar en 2021 con una (o varias) armas para luchar de manera efectiva contra la enfermedad, que ya ha causado la muerte a más de un millón de personas en todo el planeta.

Una de las opciones debería triunfar

“Lo más importante es que hay múltiples opciones y que, al menos una, debería triunfar. Y cuantas más mejor al poder diversificar el suministro. Estamos asistiendo al final de la pandemia. Todo pasa porque tengamos una vacuna aprobada en breve y que, en pocos meses, esté disponible para suministrarla a la población”, escriben los analistas de Bankinter en este sentido.

"Una vacuna trae la posibilidad de establecer una duración finita de la crisis”, coincide Philippe Waechter, economista jefe de Ostrum AM.

“Las noticias positivas sobre las vacunas contra el Covid-19 nos infunden una mayor confianza en que la reactivación de la economía puede volver a acelerarse en 2021”, dicen por su parte los expertos de Blackrock Investment Institute.

En tiempo récord

Si alguno de estos doce candidatos consigue su aprobación definitiva, será un hito para la historia de la ciencia pues nunca se ha logrado sintetizar una vacuna en tan poco tiempo.

Recordemos que los trabajos se iniciaron en enero, después de que los científicos lograran descifrar el genoma del SARS-CoV-2, y que los primeros ensayos en humanos comenzaron en marzo.

Pero, ¿quiénes son los doce candidatos que, de manera individual (o, mejor aún, combinada) pondrán fin a esta pesadilla que se inició a finales de 2019 en un mercado de Wuhan?

La vacuna de Moderna

La biotecnológica estadounidense Moderna ha desarrollado un candidato vacunal a partir de una tecnología nunca antes usada en humanos, conocida como RNA mensajero. Consiste en que se inyecta una vacuna que contiene instrucciones para que las células del cuerpo humano fabriquen proteínas del coronavirus, que son las que activarán la respuesta inmune del sujeto. Esta semana, Moderna ha publicado resultados parciales de la fase III en la que se asevera que su vacuna tiene una efectividad del 94,5% y que, además, no requiere de condiciones extremas de conservación.  

El proyecto de Pfizer con Biontech

El laboratorio estadounidense Pfizer ha elaborado su proyecto de vacuna en colaboración con la biotecnológica alemana Biontech usando también tecnología de RNA mensajero. En su caso, Pfizer ha informado esta semana de que la vacuna es efectiva al 95%, que protege a las personas de mayor edad y que la compañía está lista para presentar la aprobación a las autoridades en cuestión “de días”. En la parte negativa, requiere una conservación a 70 grados bajo cero, lo que dificultará la logística de una campaña de vacunación tan masiva y global.

El desarollo de Oxford y Astrazeneca

Desarrollada por la Universidad de Oxford en colaboración con el laboratorio británico Astrazeneca, se basa en un adenovirus del resfriado del chimpacé. La compañía tuvo que suspender sus ensayos debido a la enfermedad inesperada de un voluntario pero finalmente se estimó que el evento no tenía que ver con la vacuna. Está previsto que se publiquen los resultados de sus estudios en fase II/III en el mes de diciembre.

¿Qué más leer?

Qué cotizaciones subirán si funciona la vacuna de Pfizer

La propuesta de Cansino

Desarrollada por la compañía china Cansino Biologics en colaboración con el Instituto de Biología y la Academia de Ciencias Médicas del Ejército chino, se basa en un adenovirus. El Gobierno chino ya la ha usado para vacunar de emergencia a miembros del Ejército, aunque la compañía no ha terminado sus investigaciones. Empezó la fase III en agosto.

La opción rusa: Sputnik V

Se trata de una vacuna desarrollada por el Instituto de Investigación Gamaleya que ha levantado mucha polémica. Para empezar, el presidente ruso, Vladimir Putin, autorizó su uso antes incluso de que la fase III hubiera comenzado. Además, la comunidad científica reclama que se realicen estudios en un número superior de personas y que se publiquen los resultados en una revista científica (una reclamación que también se ha efectuado a otros laboratorios occidentales, como los citados Moderna y Pfizer).

Johnson & Johnson y sus estudios en España

Se trata de una vacuna desarrollada a partir de un adenovirus y ha sido probada en fase II en España. Recientemente, el Gobierno de Pedro Sánchez ha dado también permiso para que España participe en los estudios en fase III.

La propuesta de Novavax

El laboratorio estadounidense trabaja sobre una vacuna en la que se añaden proteínas del coronavirus a partículas microscópicas. Inició los estudios en fase III en septiembre en Reino Unido y ampliará los mismos a Estados Unidos a finales de noviembre.

¿Qué más leer?

La vacuna de Oxford y Astrazeneca produce una respuesta robusta en adultos mayores

Medicago con un coadyuvante de GlaxoSmithKline

La australiana Medicago usa tabaco para desarrollar su candidato vacunal (parcialmente financiado por el fabricante de tabaco Philip Morris). Los estudios en fase II/III comenzaron el 12 de noviembre.

El programa del Instituto de Productos Biológicos de Wuhan con Sinopharm

Nacida en el mismo lugar que el Covid, esta vacuna utiliza virus desactivados de la enfermedad para favorecer la respuesta inmune del cuerpo. Ya ha recibido aprobación de emergencia para su uso en trabajadores del sector sanitario en Emiratos Árabes Unidos.

El proyecto del Instituto de Productos Biológicos de Pekín con Sinopharm

La compañía estatal china Sinopharm también está probando una segunda vacuna a partir de virus inactivados de coronavirus, en este caso desarrollada junto al Instituto de Productos Biológicos de Pekín. Emiratos también ha aprobado su uso en sanitarios y Sinopharm ya trabaja para producir miles de millones de dosis al año de estas dos vacunas.

El programa chino de Sinovac

De nuevo a partir de un virus desactivado de SARS-CoV-2, este laboratorio privado chino ha desarrollado una vacuna que ya tiene autorización de uso de emergencia en trabajadores del sector sanitario en China. El 9 de noviembre, Brasil anunció que paraba los ensayos por un “evento adverso”. Aunque se reanudaron poco después, hay sospechas de intervención política en la autorización.

La iniciativa india

La compañía india Bharat Biotech ha desarrollado este candidato en colaboración con las instituciones de su país a partir de un virus desactivado del Covid. El 23 de octubre se anunció el inicio de los ensayos en fase III.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses