Empresas globales

La vacuna rusa Sputnik gana enteros en la lucha contra la pandemia

Un estudio publicado en la revista The Lancet señala que la eficacia de la vacuna Sputnik V llega hasta el 91,8%

Rusia publica los resultados de la fase de ensayos de su vacuna Sputnik-V./ EFE

La vacuna Sputnik V desarrollada por Rusia tiene una eficacia del 91,6%  contra el coronavirus, porcentaje que se eleva en dos décimas en mayores de 60 años.

¿Qué más leer?

Putin lucha para vender la Sputnik V en una nueva brecha con occidente

Son los resultados preliminares de un estudio publicado en la revista The Lancet y que se basa en los análisis de cerca de 20.000 personas, de las que tres cuartas partes del total recibieron la vacuna y el resto, placebo. 

De acuerdo a las conclusiones, el tratamiento desarrollado por el Instituto Gamaleya no presenta efectos secundarios adversos graves en los pacientes. 

Más munición contra la pandemia

"Significa que otra vacuna puede unirse a la lucha para reducir la incidencia del Covid-19", señalan en un comentario asociado al texto Ian Jones, de la Universidad de Reading, y Polly Roy, de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, expertos independientes.

¿Qué más leer?

¿Pfizer o Sputnik? Crece el deseo de elegir el tipo de vacuna que se recibe

"El desarrollo ha sido criticado por unas prisas impropias, por atajos y por su falta de transparencia, pero los resultados publicados ahora son claros", explican.

"Nuestro análisis provisional del ensayo en fase III ha demostrado gran eficacia, inmunogenicidad y buen perfil de tolerancia en participantes de 18 años o más", apunta, por su parte, Inna Dolzhikova, una de las responsables del estudio del Centro Gamelya.

La eficacia que presenta la Sputnik V es similar a las de las farmacéuticas estadounidenses Pfizer y Moderna e incluso mayor que la anunciada recientemente por Johnson & Johnson, que se reduce al 66%. 

La vacuna rusa es también más eficaz que la desarrollada por la británica Astrazeneca, que se reduce al 64% en la segunda dosis en personas mayores de 65 años. Países como Alemania recomiendan a estos colectivos que no empleen el tratamiento, recientemente aprobado por la Comisión Europea. 

Distribución internacional

El estudio de The Lancet sirve, además, para acelerar la distribución internacional de la Sputnik V. En las últimas horas, países como México han llegado a acuerdos con el Gobierno ruso, principal financiador de la vacuna a través del Fondo de Inversión Directa, para recibir miles de dosis. 

Por regiones, la Sputnik llegará por el momento a cinco países de América: además de México, Argentina, Bolivia -que ya recibió este martes las primeras 1.100 dosis- Venezuela y Paraguay.

En Europa, Hungría, Serbia o Bielorrusia ya firmaron contratos para recibir las vacunas. Turkmenistán, Argelia, Emiratos Árabes Unidos o Irán son otros de los 16 países que completan la lista de interesados.

Hace apenas unos días, Rusia ofreció a la Unión Europea 100 millones de dosis de la Sputnik V para paliar los retrasos de Astrazeneca, con las que alcanzaría para vacunar a 50 millones de personas. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses