Empresas globales

La extensión del coronavirus alerta al sector bancario global

Las emisiones de deuda en Europa cayeron un 27%, hasta 70.340 millones de euros, la cifra más baja desde 2008

Standard Chartered./ EFE

El sector bancario global ha presionado el botón de alarma por la propagación del Covid-19 a nivel mundial. El primero en hacerlo fue la entidad chino-británica HSBC, que anunció que, en caso de que esta crisis persista, los costes en provisiones adicionales alcanzarán los 600 millones de dólares (546 millones de euros).

Y recientemente se ha sumado a esta preocupación el banco de Reino Unido, Standard Chartered. Su presidente, Bill Winters, ha asegurado en declaraciones recogidas por el diario francés Les Echos que “el ambiente exterior se está volviendo cada vez más difícil”. “Nuestro mercado más grande, Hong Kong, cayó en recesión. La aparición del nuevo coronavirus implicará consecuencias humanas y económicas impredecibles”, ha explicado.

Esta entidad genera más del 60% de sus ingresos en Asia, por lo que ha anunciado que espera un crecimiento menor del 5-7% que estaba previsto para el presente ejercicio.

También los bancos italianos se han visto atacados. Y es que la península se ha convertido en el epicentro del virus en Europa, con más de 650 personas afectadas. De hecho, Unicredit e Intensa Sanpaolo, dos de las principales entidades bancarias del país, han tenido que aumentar su CDS (coste de cobertura contra su riesgo de crédito).

En Alemania, Deutsche Back también ha mostrado su preocupación. "El impacto en la economía fue subestimado hace unas semanas, pero es difícil determinar cuál será el impacto final", ha insistido su director financiero James von Moltke, según recoge el diario francés.

Hasta el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, la organización mundial que reúne a las autoridades de supervisión bancaria ha emitido una declaración para avisar sobre los riesgos del coronavirus en la estabilidad financiera. “El comité alienta a los bancos y sus supervisores a permanecer vigilantes a la luz de los acontecimientos, y subraya la importancia para compartir información y cooperar en tales choques ". Además, señaló que examinaría específicamente los riesgos para los bancos creados por préstamos apalancados y bonos garantizados.

Disminución de la deuda 

En Asia los volúmenes de emisión de deuda han disminuido en un 74%, a solo 24.390 millones de euros desde enero, su nivel histórico más bajo desde 2008. Así, el número de transacciones ha disminuido en más de la mitad.

En el caso de Europa, las emisiones de deuda cayeron un 27%, hasta los 70.340 millones de euros,  la más baja desde 2008 (solo 79 transacciones).

Pero la mayor preocupación para el sistema bancario está en China, donde los establecimientos más grandes del mundo se encuentran debilitados por las deudas incobrables, cuenta Les Echos.

Según S&P, se espera que los incumplimientos crediticios se tripliquen. El martes, el Estado otorgó una extensión adicional de las garantías de crédito por 500.00 millones de yuanes (64.610 millones de euros), además de los 300.000 millones anunciados para apoyar a las PYME. Por ello, se recomienda a los bancos a posponer sus requisitos de reembolso en caso de dificultades de flujo de efectivo.

Solo hay un sector bancario que se libra de momento de esta crisis: Estados Unidos. Desde principios de 2020, la emisión de deuda está en su segundo nivel más alto desde la crisis, con 321.500 millones de dólares (292.000 en euros).

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.