Empresas globales

La banca estadounidense, ante su peor trimestre desde la gran crisis financiera

Más provisiones por créditos fallidos y menores ingresos por culpa del confinamiento. Esta es la foto fija que espera a los grandes bancos de Wall Street

La banca estadounidense, ante su peor trimestre desde la gran crisis financiera

La banca estadounidense se enfrenta a su peor trimestre desde la gran crisis financiera. Y es que los resultados que presentan desde esta misma semana mostrarán los demoledores efectos de tres meses completos de coronavirus en sus cuentas de resultados.

Más provisiones para pérdidas por créditos fallidos y menos gasto por parte de sus clientes, con ganancias por operaciones de trading que a duras penas ayudarán a algunas entidades a capear el temporal. Esta es la foto fija que se espera. 

"Tenemos tres meses completos de pandemia", dijo Kyle Sanders, analista de Edward Jones, para definir el que probablemente será el peor trimestre para los beneficios bancarios desde la crisis financiera.

El primer trimestre fue duro pero en realidad, solo mostró el efecto del coronavirus durante apenas un par de semanas. Los estímulos millonarios aprobados por la Fed y el Gobierno de Trump no ayudarán mucho a cambiar el panorama.

Las primeras entidades en abrir el fuego serán JP Morgan, Citigroup y Wells Fargo, cuyas cifras llegarán este martes. Seguirán Goldman Sachs y Bank of America el miércoles, mientras que el jueves será el turno para Morgan Stanley.

Fuerte impacto

Se espera un fuerte impacto en los beneficios, debido a la necesidad de la gran bancan estadounidense de reforzar sus reservas para hacer frente a las pérdidas potenciales que causará el virus.

El paro alcanzó cifras récord en los Estados Unidos, lo que literalmente provocó que muchos ciudadanos no pudieran devolver sus créditos o asumir nuevos préstamos.

¿Qué más leer?

Trump, la Fed y los avances en la cura del Covid-19 reviven Wall Street

El confinamiento también pasará factura sobre las comisiones por servicios y uso de las tarjetas de crédito, que previsiblemente se verán mermadas al estar los consumidores encerrados en sus domicilios.

Las bolsas lo descuentan

Los mercados ya están descontando todos estos desafíos. El índice KBW Bank retrocede un 34% en lo que va del año, nada que ver con el 1,2% que se deja el S&P 500. El peor de la clase es Wells Fargo, que pierde en el año un 55%.

La mayoría de los bancos se verán obligados a reforzar sus provisiones aún más de lo que ya lo hicieron en el primer trimestre. Y los beneficios conjuntos de las cuatro entidades más grandes serán los más bajos de en una década, según estimaciones de Bloomberg.

Con todo, hay margen para sorpresa. "Creemos que los resultados de la banca de inversión serán mayores de lo que el mercado espera, lo que impulsará las acciones de los mercados de capitales al alza", dijo Gerard Cassidy, analista de RBC

A su juicio, los mejores posicionados para dar la campanada y sorprender para bien con sus cifras son JP Morgan y Morgan Stanley.

La calidad del crédito y el coste del riesgo serán las variables más escrutadas por los inversores. Por eso mismo, Cassidy anima a los bancos a incrementar su provisiones para créditos incobrables.

Wells Fargo se llevará la peor parte

Una de las entidades que llega en peores condiciones es Wells Fargo. El banco con sede en San Francisco probablemente tendrá que reducir su dividendo y trabaja ya en el recorte de miles de puestos de trabajo.

Pero incluso Wells Fargo podría tener premio en bolsa si la entidad sigue una agresiva política de dotación de provisiones, según explican los analistas de Evercore.

Los ingresos por operaciones de trading serán uno de los pocos brotes verdes que mostrarán los grandes bancos estadounidenses. Los analistas calculan que crezcan en torno al 30% en el segundo trimestre.

Las hipotecas se convertirán en otro punto fuerte para los bancos, ya que las tasas de interés históricamente bajas estimulan a los propietarios para refinanciar sus créditos.

Por supuesto, las perspectivas que ofrezcan los bancos también marcarán el rumbo en bolsa. El problema es que el virus parece no dar tregua. Los nuevos brotes en algunos estados como Miami, Texas o Arizona han alimentado los temores a una segunda oleada.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses