Empresas globales

¿Estamos ante el final del rally más odiado de la historia?

El jueves se produjeron las mayores caídas desde el ‘crash’ de marzo ante la proliferación de dudas en el mercado, ¿es el principio del final o hay gasolina para que el mercado siga al alza?

¿Peligra el rally de la bolsa?
¿Peligra el rally de la bolsa?

Las bolsas registraron el jueves pasado la peor jornada desde el ‘crash’ de marzo, con el S&P retrocediendo casi un 6 por ciento y el Stoxx 50 europeo dejándose un 4,5 por ciento.

Esta inesperada caída hizo temer por un súbito final al rally desatado tras el ‘crah’ del coronavirus, que ya ha sido apodado como “el más odiado de la historia” por producirse en un escenario de grave recesión e incertidumbre por la crisis sanitaria.

Para tratar de anticipar la futura evolución de los mercados, a continuación vamos a analizar las razones que motivaron el retroceso y las opiniones de los expertos en cuanto a la deriva que podrían tomar las bolsas mundiales en los próximos días y semanas.

Los motivos de las caídas

Respecto a los motivos que desataron las ventas, uno de ellos fue la reunión de la Reserva Federal Estadounidense, que terminó el miércoles.

En concreto, la Fed moderó el optimismo (quizá algo inconsciente) que hasta entonces reinaba en el mercado respecto a la evolución de la economía.

¿Qué más leer?

El fantasma del rebrote en Wall Street desata la volatilidad en el IBEX 35

 

Dijo que es poco probable que veamos una recuperación en forma de ‘V’ y que llevará mucho tiempo volver a los niveles anteriores a la crisis.

Al mismo tiempo que el jarro de agua fría de la Fed, los mercados se vieron obligados a asimilar el alarmante incremento de los casos de coronavirus en Estados Unidos, donde se teme un rebrote de la enfermedad o, incluso, una segunda ola de la misma.  

Sin embargo, pese a que estas señales invitan a reforzar la prudencia, algunos expertos creen que sigue habiendo gasolina en el mercado para mantener el buen tono.

Los expertos son relativamente optimistas

Por ejemplo, Esty Dwek, responsable de estrategia global de mercado de Natixis IM Solutions, resta importancia a la subida de los contagios en Estados Unidos.

“No creemos que los casos sean el elemento que hay que considerar, ya que el objetivo del confinamiento era aplanar la curva y hacer que fueran manejables para los sistemas de salud, lo que parece que hemos logrado. Más bien, el miedo a una segunda ola es a un segundo encierro y no creemos que sea probable. Sería muy difícil en términos de comunicación del mensaje, de efectos en las empresas y de cumplimiento por parte de la población”, dice.

Por eso, Dwek señala que la caída del mercado pudo deberse, más bien, a que este "necesitaba un respiro".

"No creo que este sea el comienzo de un nuevo shock", ha dicho. Aunque también ha advertido de que sigue siendo " demasiado pronto para ser demasiado agresivos en las carteras".

Algo parecido piensan en Bank of America, según un reciente informe de la firma: “El violento retroceso aumenta la preocupación de que la recuperación de más del 30 por ciento desde mediados de marzo podría resultar insostenible en el contexto de una economía aún débil. Sin embargo, creemos que se mantienen los principales argumentos para una visión positiva: el virus sigue desvaneciéndose en Europa y los gobiernos están levantando sus bloqueos, lo que se traducirá en una recuperación de la actividad económica”.

¿Qué más leer?

Wall Street remonta tras la peor caída en 12 semanas

 

Respecto a esta recuperación, Bank of America tiene sus propias perspectivas: “Se prevé una recuperación económica continua para elevar el PMI por encima de 50 en los próximos meses. Esperamos un aumento a 53 en agosto y 58 en septiembre, seguido de un retroceso hacia 50 hacia fin de año. Eso  no significa que pensemos que toda la actividad económica que se perdió durante la crisis volverá sino, simplemente, que es probable que se recupere significativamente la actividad económica a medida que se levantan las medidas de contención. Nuestras proyecciones de PMI implican una subida del 20 por ciento de los beneficios para el Stoxx 600 para noviembre”, añade el informe.

Pero con prudencia

Sin embargo, no todo el mundo piensa así. Nick Maroutsos, de Janus Henderson, cree que la corrección podría continuar: “La caída del jueves confirma nuestra sospecha de que los mercados de renta variable ya cotizan muchas buenas noticias en el frente de la política. El aumento de las acciones cíclicas en las últimas semanas sugiere que los escenarios más constructivos sobre las perspectivas económicas también se están teniendo en cuenta en las acciones mundiales. Si bien, hasta cierto punto, las opiniones aquí siguen siendo frágiles y podrían cambiar mucho en cualquier dirección”.

“El balance de evidencias sobre el Covid-19 ha mejorado en los últimos meses, pero aún desconfiamos del hecho de las tasas de infección en muchos estados de Estados Unidos. Continúan aumentando. El sentimiento de los inversores sobre el coronavirus probablemente determinará el próximo gran movimiento en los mercados y si el retroceso del jueves es una pausa que refresca o el comienzo de una retirada más grande", añade Maroutsos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses