Empresas globales

El agujero del Covid-19 en las aseguradoras

En España aún no hay estimaciones sobre el impacto que la enfermedad tendrá en las cuentas del sector pero en Estados Unidos ya se habla de hasta 383.000 millones de dólares al mes

El impacto del coronavirus en el sector asegurador va a ser elevado.
El impacto del coronavirus en el sector asegurador va a ser elevado.

La industria del seguro va a ser, con toda seguridad, uno de los sectores más afectados por la pandemia de coronavirus que mantiene a la economía global contra las cuerdas.

Aunque algunas pólizas incluyen exclusiones en caso de epidemia (una lección que este tipo de empresas aprendió en brotes anteriores), el enfoque de cada compañía (y cada póliza) es diferente, por lo que los datos son aún muy difíciles de cuantificar, a día de hoy.

Aun así, es evidente que pólizas de todo tipo van a tener que afrontar pagos por la epidemia, desde los contratos de salud hasta los de viaje, pasando por los de responsabilidad de los turoperadores, los seguros contra la cancelación de eventos, los relacionados con la cadena de suministros, los que protegen contra el cibercrimen, los de interrupción del negocio, los de aviación, las pólizas para personas clave, las de protección de ingresos y un largo etcétera.

Asimismo, la crisis también va a afectar a los activos que las aseguradoras tienen en cartera, que ahora cotizan con un recorte muy importante.

Sin estimaciones en España

En ese sentido, aunque en España aún no se dispone de datos sobre el posible impacto en el sector, en Estados unidos ya se maneja alguna cifra. Y es muy abultada. En concreto, los costes para la industria local podrían elevarse hasta los 383.000 millones de dólares al mes.

Allí, el problema de las aseguradoras podría ser aún más grave pues los legisladores de varios estados están pidiendo que estas compañías carguen con una parte de los costes que va a suponer la epidemia de Covid-19 en el país, un extremo que la patronal rechaza argumentando que esas compensaciones no están incluidas en las pólizas actuales y podrían poner en riesgo la estabilidad del sector.

En concreto, se les pide que afronten parte de las pérdidas por el cese de actividad en las pequeñas empresas, que podrían elevarse hasta esos 383.000 millones de dólares el mes.

“Las aseguradoras podrían sufrir pérdidas si se les obliga a compensar las pérdidas por el cese de actividad”, avisa en ese sentido Matthew Palazola, analista de Elliott Stein.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses