Empresas globales

Airbnb se estrenará en bolsa con un valor de 47.000 millones

Airbnb conquista a los inversores y logra una valoración muy superior a lo esperado en Wall Street

Airbnb protagonizó en 2020 una de las OPV tecnológicas más sonadas del año.

Airbnb vivió un momento muy complicado durante la primera ola del coronavirus, cuando los confinamientos desplomaron la demanda de alojamientos y tuvo que cancelar su estreno en el parqué.

Sin embargo, el grupo retomó los planes para salir a bolsa a finales de agosto tras producirse una mejora notable en sus perspectivas de negocio. Y ocho meses después, Airbnb se estrenará en Wall Street con una valoración de 47.000 millones de dólares.

¿Qué más leer?

Airbnb da el primer paso formal para salir a bolsa

Cada título del grupo se venderá en la OPV a 68 dólares, dando como resultado una valoración final que supera los 42.000 millones esperados por el mercado. La operación muestra que el apetito de los inversores por los negocios online orientados al consumo final sigue intacto.  

El estreno de Airbnb en Wall Street es la culminación de un año récord para las salidas a bolsa. Pese a la pandemia, se recaudaron más de 163.000 millones de dólares en los Estados Unidos, según datos de Bloomberg.

El último ejemplo es el de la aplicación de comida a domicilio Doordash, que se acaba de estrenar en la Bolsa de Nueva York a un precio de 120 dólares por acción. Su valoración alcanza los 60.000 millones de dólares, mucho más de lo esperado.

Las claves

  • Cada título de Airbnb se venderá a 68 dólares en el estreno. Los analistas calculaban un rango de entre 56 y 60 dólares, por lo que el precio final es muy superior. Finalmente, Airbnb recaudará a estos precios 3.500 millones de dólares, con una valoración de 47.000 millones.
  • El grupo planeaba salir a bolsa hace meses pero tuvo que retrasar la colocación por culpa de la pandemia. Solo en abril, sus reservas se desplomaron un 72%.
  • Todo empezó a cambiar en junio, con la desescalada. Los usuarios de Airbnb se lanzaron a reservar alojamientos tras varios meses de confinamiento, lo que se tradujo en un incremento de la demanda a nivel doméstico. Fueron muy importantes las reservas en casas rurales próximas a las grandes ciudades, el alojamiento de proximidad.
  • Airbnb buscó inyecciones financieras para afrontar la situación. Además, despidió a una cuarta parte de su plantilla y dejó de lado operaciones al margen de su negocio central.
  • En este entorno y con estas medidas, Airbnb demostró su resiliencia. En el tercer trimestre, sus ingresos disminuyeron solo un 18%, en comparación con el 60% que se hundieron los de otros competidores, como Expedia o Marriott.

El estreno en bolsa de Airbnb muestra el interés que siguen teniendo los inversores por los negocios tecnológicos y orientados al consumo. Como ejemplo, el grupo comenzó barajando un rango de entre 44 y 50 dólares para sus títulos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.