Los sueldos de los extremeños fueron los que más crecieron en 2016 (0,8 %)

Los salarios de los trabajadores extremeños aumentaron el 0,8 % en 2016, con lo que se situaron a la cabeza del crecimiento autonómico.

En el conjunto de España disminuyeron el 1,3 % en 2016, frente al incremento del 0,7 % del año anterior, de forma que acumulan un descenso del 1,4 % desde 2008, según el índice de precios del trabajo (IPT) que publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con el descenso de 2016, los salarios rompen con la tendencia al alza registrada en 2015 (0,7 %) y 2014 (0,8 %), que pusieron fin a los descensos registrados en 2011 (1,5 %), 2012 (1,6 %) y 2013 (0,3 %) tras las subidas de 2010 (0,5 %) y 2009 (1,5 %).

Respecto a 2016 y por sectores, los salarios sólo registraron incrementos en administración pública y defensa; Seguridad Social obligatoria (1,7 %), debido a la devolución de la paga extra de los empleados públicos eliminada en diciembre de 2012.

El resto de los sectores marcaron descensos salariales, los más acusados en la información y comunicaciones (3,6 % menos), la educación (3,1 %), las actividades inmobiliarias (3 %) o el suministro de energía (2,6 %).

La ocupación es una de las variables que más influyen en el precio de la mano de obra, dice el INE, que revela que respecto a 2015 todos los grupos contabilizaron descensos, con especial importancia en el caso de los empleados contables, administrativos y otros empleados de oficina (2,3 % menos).

Le siguen los trabajadores de los servicios de restauración, personales, protección y vendedores y militares (1,7 %) o los técnicos y profesionales de apoyo (1,7 %).

Los menores descensos se dieron en los grupos de técnicos profesionales científicos e intelectuales y en los directores y gerentes, con caídas del 0,6 % y 0,7 %, respectivamente.

En cuanto al tipo de contrato, el descenso de los salarios durante 2016 de los temporales (1,9 %) fue superior al de los indefinidos (1,2 %).

Respecto al tamaño del centro de trabajo, la caída de los salarios fue superior en las pequeñas empresas, de menos de 50 trabajadores (con un descenso del 1,6 %), mientras que en el resto bajaron el 1,2 %.

En función de la antigüedad, los salarios que más bajaron fueron los de aquellos que contaban con entre 1 y 3 años en la empresa (2,9 %), seguidos por los de entre 11 y 20 años (1,2 %), los de menos de un año (1,1 %) y los de 4 a 10 años (0,7 %), en tanto que se mantuvo el sueldo de los que cuentan con más de 21 años de antigüedad.

Si se tiene en cuenta el sexo, los salarios de las mujeres experimentaron una mayor caída (del 2,2 %) que los de los hombres (0,7 %); mientras por nacionalidad, los españoles vieron caer sus sueldos el 1,4 % y los extranjeros, el 0,4 %.

Por grupos de edad, fueron los menores de 25 años los que más caída salarial experimentaron (5,3 %) y los mayores de 55, los que menos (0,3 %).

Por regiones, los salarios sólo crecieron en dos comunidades autónomas, Extremadura (0,6 %) y Navarra (0,4 %), mientras que cayeron en las quince regiones restantes, marcando los mayores descensos en País Vasco (2,4 %) y Castilla-La Mancha (2,2 %).

Esta estadística analiza el coste salarial pagado por los empleadores y mide la evolución temporal del precio de la mano de obra, sin estar afectada por los cambios en la calidad y cantidad del factor trabajo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.