Gutiérrez: "Sólo uno de cada diez trabajadores está en riesgo de pobreza"

El catedrático de Sociología de la Universidad de Oviedo Rodolfo Gutiérrez ha advertido hoy de que sólo uno de cada diez trabajadores tiene riesgo de pobreza, pero que en el caso de los parados esa proporción se incrementa a una horquilla de entre el cuarenta y el cincuenta por ciento.

"Se ha puesto muy de moda eso de que el riesgo de pobreza de los trabajadores es como la nueva forma de desigualdad y la verdad es que eso hay que deconstruirlo un poco porque sólo uno de cada diez trabajadores tiene riesgo de pobreza", ha explicado el profesor en declaraciones a Efe.

Rodolfo Gutiérrez, que participa en los cursos de verano de La Granda, se ha referido a todas estas cuestiones en el desarrollo de una conferencia dictada en la Escuela de Verano de La Granda con el título de "¿Trabajar ya no basta? Empleo, protección y riesgo de pobreza".

"El riesgo real de pobreza es muy más alto para los que no trabajan, por lo tanto, sigue siendo un fenómeno de 'no ocupado'", ha indicado Gutiérrez.

El ponente ha precisado que se trata de un determinado nivel de pobreza, no en el sentido de carencia absoluta de bienes mínimos para una vida digna; el concepto que utilizan los países ricos como España es de desigualdad relativa.

De ese modo, las personas que están ocupadas tienen un riesgo menor de pobreza crónica, frente a los que no tienen trabajo.

"Hay que tener en cuanta que las personas con ocupación no sólo reciben dinero, también reciben capacidades de formación, expectativas de poder seguir trabajando y entablar relaciones sociales", ha subrayado el sociólogo.

Rodolfo Gutiérrez ha tratado de desalojar esa idea que parece instalada, incluso en el ámbito mediático, de que el gran problema de desigualdad de las sociedades contemporáneas es la pobreza de los trabajadores.

"A igualdad de ingresos, siempre es mejor trabajar y, de hecho, es lo que suele preferir la gente", ha explicado el ponente, que también se ha referido a las herramientas de protección social.

Los sistemas de protección social de mínimos "son prestaciones que, en ocasiones, son incompatibles con el trabajo, con lo que cual tienden, en ocasiones, a desincentivar el empleo".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.