El Puerto de Lisboa regresa a la normalidad después de 40 días de huelga

La suspensión de la huelga convocada por los estibadores portugueses permitió que el Puerto de Lisboa regresara hoy a la normalidad después de 40 días parcialmente paralizado, desde el pasado 20 de abril.

El colectivo volvió a trabajar al ritmo habitual y ya se está dando salida a las mercancías que se encontraban en las instalaciones portuarias a la espera de ser cargadas.

Los sindicatos y los empresarios llegaron a un acuerdo el pasado viernes que pasa por firmar un nuevo convenio laboral en el plazo de quince días.

El elevado perjuicio económico generado por esta huelga -el Gobierno lo estimó en 100.000 euros diarios- motivó que la cuestión entrara con fuerza en el debate político nacional, e incluso el Ejecutivo socialista llegó a dar un ultimátum antes de intervenir para evitar más pérdidas.

Los estibadores protestaba por la intención de los patrones de proceder a un ajuste salarial y por externalizar una parte de los servicios a través de una empresa paralela.

El conflicto se recrudeció cuando las autoridades portuarias amenazaron con aprobar un despido colectivo para reajustar la plantilla a los niveles de trabajo actuales que podría afectar a más de 300 empleados".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.