El coste laboral de las empresas asturianas sube un 0,8% en el último año

El coste laboral de las empresas por trabajador y mes se situó en el segundo trimestre del año en Asturias en 2.659 euros, lo que supone una subida del 0,8 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, el quinto mayor incremento del país, según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Asturias registró el quinto coste laboral más alto, sólo por detrás de Madrid, (3.021 euros), País Vasco (2.920 euros), Cataluña (2.773 euros) y Navarra (2.756), y por encima de la media nacional de 2.659 euros.

De dicho gasto, el coste salarial (que incluye salario base, complementos, pagos por horas extraordinarias y atrasos, todo medido en términos brutos) se situó en el Principado en 2.017 euros, el 1 por ciento más en tasa interanual.

El coste salarial es el componente que más influye en el coste total en el que incurre un empleador por trabajador y mes.

Los otros costes no salariales, cuyo principal integrante son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, se mantuvieron estables en Asturias en 642 euros.

La jornada laboral mensual pactada fue en las empresas asturianas de 149,3 horas, y la efectiva, de 130,2 horas, debido a un promedio de 19,9 horas no trabajadas.

De este forma, el coste laboral por hora efectiva trabajada en el Principado se situó en 20,4 euros, lo que supone un aumento interanual del 3,3 por ciento.

En el conjunto del país, el coste laboral de las empresas disminuyó el 0,2 % en el segundo trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 2.584,58 euros por trabajador y mes, después de haberse mantenido en los tres primeros meses del año y haberse reducido durante 2016.

La encuesta del INE muestra que el coste salarial por trabajador y mes disminuyó el 0,1 %, hasta 1.942,01 euros de media.

De esta forma, los salarios acumulan cuatro trimestres consecutivos de descensos interanuales.

Los costes no salariales se redujeron el 0,5 %, situándose en 642,57 euros por trabajador y mes pese a que su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, subieron el 0,8 %.

Así, las cotizaciones sociales supusieron un coste de 590,47 euros, seguidas por las percepciones no salariales, que se redujeron el 12,6 %, debido al descenso de las prestaciones sociales directas (especialmente las indemnizaciones por despido) y al de otras no salariales como las indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo o selección de personal.

Asimismo, las bonificaciones y subvenciones disminuyeron un 9,4 %, hasta suponer 12,73 euros mensuales.

Si se tiene en cuenta el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial fue de 5,12 euros por hora (15,52 euros para tiempo completo, frente a 10,40 para tiempo parcial).

La encuesta del INE subraya que si se excluye el factor variable de los salarios (pagas extraordinarios y atrasos), se obtiene el coste salarial ordinario que disminuyó el 0,1 %, hasta los 1.629,39 euros.

También informa de que el coste laboral por hora aumentó el 3,8 % respecto al segundo trimestre del año pasado, un alza que contrasta con el descenso del coste por trabajador y que se debe al efecto que tuvo la celebración de la Semana Santa durante abril, mientras que el año pasado fue en marzo.

Por ello, si se elimina este efecto y el de calendario, el coste por hora disminuye el 0,2 %.

Por sectores, la industria, con un coste de 3.105,82 euros, fue el único que aumentó su coste laboral total (0,4 % más), debido a la evolución al alza de todos los componentes.

Por su parte, la construcción disminuyó su coste el 1,2 %, hasta 2.712,11 euros, por el descenso de todos los componentes, mientras que los servicios los redujeron el 0,2 %, hasta 2.479,93 euros principalmente por la caída de los otros costes.

En cuanto a las actividades, el crecimiento del coste laboral fue mayor en financieras y de seguros (4 %), industrias extractivas (2,7 %) y comercio (2,5 %).

Por el contrario, los mayores descensos se contabilizaron en la Administración Pública (3,5 %), otros servicios (2 %) y transporte y almacenamiento (1,3 %).

El INE muestra, asimismo, que en el segundo trimestre del año había 82.826 vacantes de empleo en España, de las que casi 9 de cada 10 estaban en el sector servicios (73.374), y el 93,5 % de las empresas "no necesitaba ningún trabajador más".

Durante el primer trimestre, la jornada semanal media pactada (si se considera conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial) fue de 34,3 horas, de las que se perdieron 4,3 horas a la semana (2,7 de ellas por vacaciones y fiestas disfrutadas).

Si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, la jornada semanal se redujo a 30,2 horas efectivas de trabajo.

Respecto a las comunidades autónomas, el coste laboral en Madrid y País Vasco superó en más de 300 euros a la media nacional.

Atendiendo al crecimiento anual del coste, Navarra, Baleares y Comunidad Valenciana presentaron las tasas más elevadas, mientras que Castilla y León, Murcia y Cantabria registraron los mayores descensos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.