La gasolina de la FED no elimina la pauta de la última sesión del mes

Sesión movida, espectacular en los futuros de los bonos alemanes con su subasta incluida, pero, de nuevo, fueron los datos americanos y la FED de Bernanke los que se encargaron de mover la jornada.

Sesión movida, espectacular en los futuros de los bonos alemanes con su subasta incluida, pero, de nuevo, fueron los datos americanos y la FED de Bernanke los que se encargaron de mover la jornada. Lectura positiva en sus actas, anunciando que, previsiblemente, los tipos seguirán bajos aún, después de que el Q3 pueda finalizar, de lo que, de momento, no hay visos, ya que los objetivos, tanto de inflación, que preocupa más por baja como de paro, están alejados, y los riesgos bajo control.

El dato del PIB, mostrando algo más de crecimiento, aunque con nuevos ajustes por medio, que han quién pone en entredicho. Pero todo ello no pudo lograr paliar la puta de final de mes, que suele ser negativa en mayor o menor medida, pero choca que se produjera tras haber tocado nuevos máximos históricos intradiarios en el Dow Jones. El dólar también tuvo sus movimientos, pero otra vez para acabar prácticamente donde estaba, si más historia.

Para hoy tenemos la pauta del primer día de mes, para contrarrestar la de ayer, que suele ser por estadística mayoritariamente positiva. La jornada viene con muchos datos de PMI, subasta española y, en nuestro caso, la comparecencia de Rajoy, que también tiene cierto gafe para la renta variable patria en sus apariciones y discursos. Rematando con datos americanos y conferencia del Banco Central Europeo. Las bolsas asiáticas, en positivo, y futuros nocturnos americanos, vienen alza y con ello apuntalan a la apertura europea de forma positiva.

El dólar se movió en un rango más amplio que en las jornadas anteriores, pero respetando los límites, igualmente, para volver a acabar en tierra de nadie dentro del mismo. Superó los 1,3300 en los máximos, y en los mínimos se aproximó casi a tocar los 1,3200, para acabar por encima de los 1,3250. Así que, técnicamente, sigue todo igual. Se mantienen los osciladores de corto plazo en la zona de sobrecompra, con el giro sin ir más allá.

Si logra pasar los 1,3300, los 1,3400 es el siguiente objetivo, con las proyecciones que nos llevan a buscar niveles en los 1,3500-1,3600, con su posible extensión hasta la zona de techos del canal, que supondrían buscar niveles en los 1,3800 y que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100, en niveles de 2011. Tras la zona de soporte débil de los 1,3200, tenemos un primer nivel de soporte en los 1,3100-1,3000 y, si se pierde, mantenmos como nivel clave el nivel de los 1,2800 como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas al sesgar el lateral, a la baja, si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500, y de ahí ya volveríamos a entrar en zona correctiva, con la mirada puesta en los 1,2200-1,2000. Por ahora sigue alejado de este escenario.

El Dow Jones, tras marcar nuevos máximos históricos y superar, de forma significtaiva, los 15.600 puntos, acabó con un cierre en negtaivo y, de forma testimonial, por debajo de los 15.500 puntos. El patrón de vela es de debilidad, pero puede achacarse por ahora al movimiento del cierre del mes, y debemos ver si hay una confirmación en la sesión de hoy, con la pauta inversa a favor. La corrección al cierre fue mínima, de un 0,14%, para acabar en los 15.499,54 puntos, con buen volumen de contratación. Sigue de esta forma, sin anular la opción de la aparición de un patrón de doble techo, pero, por el momento, las correcciones parece que solo consumen tiempo de sobrecompra más que precio.

Sin cambios en la zona de soporte débil de los 15.400 puntos, y también se mantienen las zonas de soportes en los 15.200-15.000 puntos. Pero el soporte a tener en cuenta, si volvemos a tener correcciones, lo tenemos en los 14.750-14.550 puntos, con una extensión hasta los 14.450 puntos, para mantener sesgos impulsivos dentro de un posible establecimiento de rango lateral. Este nivel nos marca la clavicular del patrón de doble techo, y cederlo debilitaría bastante la situación técnica, porque puede suponer buscar objetivos teóricos en los 13.500 puntos, con el riesgo de iniciar un escenario bajista. Los soportes los situamos en los 14.200-14.000 puntos. Esta zona proyecta los 14.211 puntos de la media móvil de 200 sesiones, que sigue con pendiente positiva, y le refuerza como soporte. Por ahora, este sigue como escenario de menor probabilidad.

Publicidad
Publicidad

Para apostar por más avances hay que buscar la anulación de la opción del patrón de doble techo, confirmando el escenario de avances a medio plazo, y atacando a la primera extensión sobre los 15.600-15.700 puntos de forma consistente, y buscando la proyección superior del techo del canal. Todavía mantenemos nuestra preferencia por este escenario de fondo, a medio plazo, si no perdemos las zonas de soporte relevantes, buscando los 16.000 puntos. Si no se logran superar la zona de los 15.500 puntos de forma consistente, podemos quedar más en rango lateral con los soportes en la zona de corrección, ahora alcanzada sobre los 14.500-14.000 puntos y estos 15.600 puntos como techo del mismo.

El Ibex35 volvió a dejar un patrón de indefinición al extender su rango por encima de los máximos anteriores, pero cerrando en el nivel de apertura, y con retroceso, sin poder superar la zona de resistencia a la que se está enfrentando. La punta de primero de mes puede ayudar en la apertura de hoy, buscando los 8.500 puntos con un nuevo hueco, pero quién mandará técnicamente será el cierre y la situación del mismo. Cedió un modesto 0,27%, y acabó en los 8.433,40 puntos, aguantando por encima de los 8.400 puntos en la zona de resistencia clave, así como en el techo del canal lateral de este último ejercicio. Se mantiene la sobrecompra y, con ello, la dificultad de superación a la primera de este techo de canal, contando que aún quedan las referencias de los 8.600-8.800 puntos como zonas clave de cara al medio plazo.

Publicidad

Las siguientes referencias de resistencia están ya en la zona clave del rango de los 8.600-8.800 puntos, que es la resistencia más importante en el corto plazo. Una extensión de avances al siguiente objetivo, situado en los 9.000 puntos, es la que nos activa el posible cambio de escenario, a medio plazo, con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento, es por el que nos decantamos, si se logran superar finalmente los 9.250 puntos, ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos, y en plazo temporal, y repetir el escenario chartista, similar al que se dio en 2004, y que cambiaría, de forma significativa, las proyecciones a largo plazo para el selectivo español. Veremos si las bolsas fuertes vuelven a superar niveles y apoyan esta situación, ya que, si se enfrían, van a frustrar el intento, aunque ahora estamos mejor técnicamente para superar este posible fallo en los avance.

No hay cambios en la zona de soporte por los nuevos avances, y se refuerzan los niveles, primero en los 8.150 puntos, con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones, y el pivote de los 8.000 puntos. Los distintos gaps dejados en las aperturas, que no se han cerrado, también suponen niveles de soporte a muy corto plazo, especialmente en la zona de los 8.300 puntos. Tenemos la referencia en los 7.800 puntos, que sigue vigente antes de la zona importante, para aguantar las opciones de escenarios impulsivo. La zona de soporte importante está en el nivel de los 7.600-7.550 puntos. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona, y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después, los mínimos en los 6.000 puntos, es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene alejada la posibilidad del mismo.

En portada

Noticias de