Trading

Grifols. Rebote en ciernes aprovechando sus avances contra el coronavirus

Si Grifols aguanta por encima de los 27 euros, los rebotes deberían impulsarle de nuevo, en condiciones favorables de mercado, a marcar nuevos máximos históricos

Imagen de un laboratorio de la empresa Grifols

Grifols, que iniciaba el año superando los 33 euros de forma testimonial y volviendo a quedar en subida libre, vio frenado su avance sin poder consolidar esa superación de nivel y tuvo un proceso de consolidación que le llevó a buscar de nuevo el apoyo en la base del canal de avance de su directriz acelerada actual.

El apoyo en las cercanías de los 30 euros fue suficiente para iniciar un nuevo rebote, que le ha llevado a la superación de los 34 euros para buscar nuevos máximos históricos, aunque frenaba su avance en seco con severas correcciones con la crisis del Covid-19.

Finaliza la semana por debajo de los 29 euros por unos pocos céntimos, algo por encima de los mínimos intersemanales. Entra de lleno en el rango de soporte significativo que tenemos entre los 28-27 euros y con la noticia de que está actuando con sus socios chinos para investigar medidas con el Covid-19, puede resultar una opción interesante para aprovechar recuperaciones o resultados.

Si se entra en zona de soporte, es posible ajustar el stop para cierres semanales por debajo de los 25,5 euros, ya que nos dejaría con sesgo negativo dentro del lateral y podría continuar con la corrección hasta la zona de los 22 euros.

Los máximos históricos, a la espera de validar el soporte

Si aguanta por encima de los 27 euros, los rebotes deberían impulsarle de nuevo, en condiciones favorables de mercado, a marcar nuevos máximos históricos y a buscar una proyección ortodoxa sobre los 36 euros. Aunque por ahora la situación es complicada y vale la pena esperar a la validación del soporte para actuar.

Tras ceder el primer soporte significativo en los 30 euros, tenemos este rango de los 28-27. Pero si se perdiera, seguimos teniendo la clave en que no vuelvan a ceder los 26 euros, dónde situamos el hipotético stop-loss de una entrada con rebote en los niveles previos.

Si no aguantaran estas referencias y volviera a quedar dentro del rango lateral, en tanto se mantenga por encima de los 24,5 euros, tendría el sesgo positivo.

Por debajo buscaría otros soportes. Y si acabara por ceder la zona de los 22 euros y extiende la corrección hasta 21 euros cedería también los niveles de máximos que alcanzaba el valor en 2014, que han actuado varias veces en los ejercicios anteriores como resistencia hasta que en 2017 quedaron atrás.

Por lo tanto, la pérdida de este nivel sí que nos supondría un cambio de escenario en el valor a medio plazo ya que quedaría situado en lateral con sesgo bajista en vez del escenario de avance actual.

Y si la perforación fuera significativa podría quedarse incluso con sesgo negativo dentro del mismo si se sitúa por debajo de los 17 euros en cierre semanal lo que nos situaría en un escenario correctivo.

El siguiente soporte ya se situaría en los 16,00€ y podría amenazarse la zona de los 14,00€, aunque, de momento, está descartado en tanto se mantenga la estructura técnica actual a pesar del retroceso de las últimas dos semanas.

Perspectivas de Grifols
Perspectivas de Grifols

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.