Trading

El Ibex y Europa no siguen a las plazas americanas más confomes con Trump

ibex brexit

Las bolsas americanas en casi todos sus índices se han marcados nuevos máximos históricos, algunos por escasos puntos, pero siguen acumulando sesiones al alza o manteniendo niveles por encima de los previos a las elecciones. En Europa no se sigue el mismo ritmo y nuevamente quedamos en desventaja sin poder confirmar la superación de los niveles claves que activarían un cambio de escenario y en algunos casos como en la bolsa española tonteando con niveles de soporte que pueden complicar el panorama a corto. La renta fija americana se ha visto tensionada en los plazos largos, pero ha mantenido el spread de riesgo con el resto de deudas. El dólar ha sido quién más se apreciado tras la victoria de Trump marcando nuevos mínimos anuales y con opciones de seguir con esta situación con las previsiones de la FED de subir tipos. Hay quien maneja ya diciembre para la primera subida, pero se cree que esta será ordenada. Hoy toca intervención de Draghi en Estrasburgo y veremos si aporta nueva información o nada y lava la ropa en su manera habitual hasta tener mayoras datos. Lo cierto es que en Europa se muestra la preocupación por la victoria de Trump y su posible intervencionismo y el freno que ello puede suponer para la economía global.

En los países emergentes también están sufriendo esta victoria de Trump, más Latinoamérica que en Asia ero tampoco se libran de retrocesos que han truncado su racha de avances. En tanto que las materias primas lastradas por le evolución del billete verde sólo parece levantar cabeza el crudo, frente a las caídas del oro. El cobre más tensionado por la demanda China sigue con fuerza.

El dólar cerraba la semana por debajo de los 1,0600 y con nuevos mínimos anuales que abren las opciones de buscar los mínimos del pasado ejercicio en la zona de los 1,0500. De momento ha iniciado la semana recuperando los 1,0600 pero toca ver su evolución después de haber probado esta zona de posible soporte, ya que estamos en niveles críticos.

La pérdida de los 1,0500 abriría la extensión de la apreciación hasta la paridad habiendo marcado ua salida a la baja del rango lateral mayor. Detrás de ello la posible actuación de la FED y la aparición de la temida inflación que ser sin duda el aspecto relevante del próximo ejercicio. La b´suqueda de esta praida debería ser escalonada con un siguiente objetivo en torno a los 1,0300-1,0250.

Si logra rebotan manteniendo esta zona de soporte sin perforar la zona de los 1,0500 tiene las siguientes referencias actuando como sucesivas resistencias en los 1,0700 y los 1,0850-1,0900 para validar cualquier rebote. Después los niveles más importantes en la zona de los 1,1050 para recuperar el rango anterior reducido que tiene como punto de pivote la zona de los 1,1150 y la media móvil de 200 sesiones 1,1160 que ya vuelve a mostrar pendiente negativa. Dejamos los 1,1200-1,1300 para cambiar de nuevo el sesgo a positivo dentro del rango mayor y posibilitar opciones de volver los máximos anuales de los 1,1400-1,1500. Por ahora con las probabilidades más reducidas- Y no pensamos por ahora en la ruptura de la parte superior del rango de los 1,1600 para abrir objetivo de formaciones de suelo y proyectar a los 1,1800-1,2000 su objetivo. La búsqueda del soporte en estos momentos ha reducido al mínimo sus probabilidades.

El Dow Jones ha cerrado esta semana por encima de los 18.800 puntos que era el siguiente objetivo marcado si superaba los anteriores máximos anuales. Nos marcábamos el siguiente rango entre este nivel de los 18.800 puntos y los 19.000 puntos. El máximo a nivel de cierres lo ha marcado en los 18.923 puntos en tanto que el máximo intradiario ha sido apenas 10 puntos por encima de esta cota. 

Si consigue romper con intención está barrera por ahora psicológica de los 19.000 puntos encarará ya el objetivo de los 20.000 puntos, puesto que se mantendrá en subida libre y ahora puede estar desarrollando un patrón de continuación que se proyectaría con objetivo teórico completo entorno a esos niveles.

Puede mantener la vigencia de este patrón de continuación en tanto se mantenga por encima de los 18.700-18.650 puntos. Por debajo de estos niveles anularía esta opción y buscaría la zona de soporte que suponen los máximos anteriores sobre los 18.500 puntos como una prueba de superación de los mismos, a modo de "throwback". El rebote desde esta zona seguiría proyectando como objetivo le nivel de los 20.000 puntos con algo más de dilatación en el tiempo, aunque puede que con mayor fortaleza.

Cierres por debajo de esta zona nos pueden volver a ingresar en la zona de rango lateral, para ello no debe perder los 18.000 puntos. Cierres semanales pendiendo este nivel nos abren la opción de atacar otra vez el soporte en torno a los 17.000 puntos y situarnos en sesgo negativo dentro del rango. Y ya perdiendo este nivel, opción que por ahora se ha reducido bastante buscar la zona de los mínimos anuales y para ver si se activa un escenario negativo. Esta opción de escenario negativo ha visto reducida al mínimo sus probabilidades de ocurrencia, ya que desde los niveles actuales supone una caída de más de 3.000 puntos. Avisos previos tendremos de que puede imponerse esta opción, y debería aparecer un patrón de techo que por el momento no se da.

Esta semana es corta en EE.UU. por su festividad de Acción de Gracias, que nos deja también nuevos datos con el "Black Friday" como termómetro de consumo y compras prenavideñas, además ya nos adentramos en la plena estacionalidad favorable para la renta variable.

El Ibex sigue a la cola de los índices europeos más preocupado por mantener el primer soporte que por superar los niveles claves del cambio de escenario. La banca sigue lastrando al selectivo y por ahora consigue mantener los niveles de soporte pero que sus dos pesos pesados del sector también resisten estos primeros niveles de soporte. La lucha durante toda la semana pasada se ha centrado en no perder los 8.500 puntos y en la apertura de la actual parece que seguimos en la misma situación. Este es un nivel importante porque que cierres semanales por debajo de esta zona nos colocan con la pérdida de la serie de mínimos y máximos relativos ascendentes desde los mínimos anuales.

Perder este nivel abre las opciones de atacar la zona de los 8.250-8.000 puntos que es la zona que defiende de forma previa los mínimos anuales de los 7.650 puntos. Si se los ataca puede darse la extensión del escenario correctivo que apunta a los 6.500 puntos y seguimos sin poder descartar esta situación.

Para reducir las opciones de la misma sólo cabe mantener el soporte y validar cualquier rebote primero con cierres semanales por encima de los 9.000 puntos, y después atacar la zona de los 9.250 puntos para buscar el nivel clave superior del rango en los 9.550 puntos. En tanto no se supere con cierres semanales de forma consistente y con intención este nivel el riesgo de seguir en corrección persistirá´. 

La superación de esta zona nos abre el cambio de escenario a lateral. Con primer objetivo en los 9.800-10.000 puntos y después poder atacar la zona de los 10.550 puntos que nos deja con el sesgo positivo dentro del lateral. Podría aprovechar el buen comportamiento de las plazas americanas y el efecto estacional positivo para poder acercarse a este objetivo, pero sin el apoyo del sector bancario va a ser muy complicado que pueda desmarcarse de esta situación de lastre.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.