Draghi mantiene el ánimo comprador en Euorpa, que sigue al rebufo de EE. UU.

Nueva jornada de avances generales en las bolsas, que salieron beneficiados de la subasta de bonos española y de las palabras de Draghi, en las que dejaba entrever que, visto el crecimiento europeo, se habían llegado a plantear una nueva bajada de tipos.

Nueva jornada de avances generales en las bolsas, que salieron beneficiados de la subasta de bonos española y de las palabras de Draghi, en las que dejaba entrever que, vista la situación del crecimiento europeo, se habían llegado a plantear una nueva bajada de tipos. Al no hacerse efectiva de nuevo, el dólar se depreciaba contra el euro y apoyaba los avances de las bolsas sin haber perdido de forma consistente la zona de los 1,3000. Los cierres americanos han supuesto otra vez para el Dow Jones marcar por tercera sesión consecutiva máximos históricos, y aunque mantiene algunas divergencias con otros índices e indicadores, los nuevos niveles alcanzados están ahí, y no parece que con demasiado esfuerzo. Atención a estos máximos, que si son nominales y utilizamos índices deflactados, aún estaríamos por debajo de los máximos de 2007.

Las bolsas asiáticas se han sumado al festival con el Nikkei, con más subidas tras los datos, que le colocan en niveles que se habían alcanzado justo antes de la crisis de Lehman. La apertura europea también sigue al alza a la espera del dato del paro americano, que ha de marcar la sesión y el cierre semanal.

El dólar rebotó en la zona de los 1,3000 tras las palabras de Draghi. Lo hizo de una forma más acusada y consistente, cuando en la sesión asiática había llegado a perder ese mismo nivel. Peor, de momento, el rebote, ya que no ha superado el primer rango de resistencia, que colocamos sobre los 1,3100-1,3200. La zona alta de este rango de resistencia se mantiene en el nivel de los 1,3200, que corresponde al soporte perdido, y después se mantiene como siguiente nivel de resistencia la zona de los 1,3400-1,3450, para volver a pensar en la validación de un impulso y buscar la zona de los 1,3600-1,3700. Esta es la referencia para buscar los avances de nuevo al techo del canal si no confirma su pérdida de definitiva hasta loa 1,3800-1,3900. La opción apuntada por Draghi de una bajada de tipos, no apuntalaría a este escenario.

Técnicamente siguen vigentes los 1,3000 como soporte, y podemos extenderlos hasta los 1,2975, por la sobreventa desde este nivel, hay opciones de poder sustentar el rebote. En estos niveles se queda el sesgo ya lateral, frenando la opción impulsiva si no supera las resistencias con más atención también al nivel de los 1,3400. Para pasar a sesgo negativo, se debería de perder la zona de los 1,2800-1,2700, situándose por debajo de la media móvil de 200 sesiones sobre los 1,2850, con lo que cambiaría entonces la perspectiva con mayor fortaleza para el dólar, en perjuicio para la correlación con la renta variable.

El Dow Jones cerró con un avance del 0,23, marcando nuevos máximos anuales intradiarios y de cierre, para acabar en los 14.329,49 puntos, sin volumen exagerado que pudiera hacer pensar en una distribución de techo. Por el momento no aparecen patrones de agotamiento ni de giro, con lo que se queda a la espera del cierre semanal para ratificar la fortaleza de la situación, a pesar de las divergencias, y nos lleva a estar de nuevo en zona de sobrecompra. 

El objetivo que tenemos ahora, tras la superación de los 14.250 puntos, se proyecta primero a los 14.450-14.550 puntos. Más allá, las proyecciones siguen hasta los 14.800-15.000 puntos, como siguiente referencia. De momento, muestra fortaleza sin descansar, y sólo la aparición de divergencias y las lecturas en zona de sobrecompra de los osciladores a corto plazo, hacen que se tenga que tener precaución a la espera de un posible recorte, al que se le busca factor para poder desencadenar. Hoy aparece el dato del paro, pero no apunta a que pueda ser este el factor.

Tenemos un primer soporte débil en la zona de resistencia anterior, sobre los 14.100-14.000 puntos, que puede ser una primera zona, para aguantar recortes no muy significativos. El primer soporte a corto plazo se mantiene en la zona de los 13.800-13.700 puntos, y se fortalece el nivel, en torno a los 13.500-13.350 puntos. El nivel de soporte es la siguiente referencia, que mantiene el apoyo de la media móvil de 200 sesiones, que ahora está con pendiente positiva sobre los 13.195 puntos. La siguiente zona de soporte importante está en los 12.800 puntos, y por debajo la referencia de soporte, que tenemos en los 12.500 puntos, marca el límite al sesgo negativo dentro del lateral amplio, en el que quedaríamos como escenario de producirse dicha pérdida. Con muy baja probabilidad, otorgada por ahora a este escenario, tras los nuevos máximos alcanzados.

Publicidad
Publicidad

El Ibex35, con el resto de plazas europeas, avanzaba a la búsqueda de la superación de la zona de resistencia, que valida el rebote de los 8.400 puntos, y que superaba en los máximos de la sesión, pero que no lograba mantener al cierre. La subida fue de un 0,36%, para finalizar con el cierre en los 8.389,10 puntos. Seguimos sin poder confirmar de forma consistente la validez del rebote al no lograr superar los 8.400 puntos. Se atacan hoy de nuevo con mejores perspectivas y con el cierre semanal necesario, por encima de este nivel, para tener más opciones a la continuidad y al no agotamiento de los avances. 

Mantenemos la resistencia en los 8.400 puntos como primera zona inmediata, para confirmar un patrón de. Hoy, desde la apertura, se busca atacar este nivel, y para demostrar la fortaleza de las opciones de avanzar debería permitir un cierre semanal por encima de esta zona. El primer rango de nivel de resistencia clave importante, a medio plazo, se sitúa en la zona de los 8.600-8.800 puntos. Una extensión de avances al siguiente objetivo, situado en los 9.000 puntos, es la que nos marca el posible cambio de escenario a medio plazo. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos.

Publicidad

Mantenemos ajustado un primer nivel débil de soporte sobre los 8.200 puntos, antes de la zona de pivote de los 8.000 puntos. El primer nivel de soporte significativo lo tenemos sobre los 7.900-7.850 puntos, en la zona de mínimos del año, que no sufre cambios y que puede marcar el nivel de cambio de dirección, a probar la zona de soporte clave, que se ha de resistir para seguir pensando en escenarios impulsivos. Esta zona de soporte importante, de cara a medio plazo, se mantiene en el nivel de los 7.700-7.550 puntos. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde el soporte de los 7.200-7.000 puntos, ya que dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada, en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene alejada la posibilidad del mismo.

En portada

Noticias de