Draghi catalizó las ventas en Europa pero hace falta más para cambiar el fondo del mercado

La debilidad técnica de las últimas sesiones se catalizó en forma de ventas bruscas en las plazas europeas, e inicialmente[…]

La debilidad técnica de las últimas sesiones se catalizó en forma de ventas bruscas en las plazas europeas, e inicialmente en las americanas en su apertura pero en estas últimas acabaron cerrando prácticamente planas tras sus excursiones correctivas. Draghi fue la excusa, lo cierto es que la situación estaba ahí para que ello pudiera darse. Hoy tendremos el dato del paro americano y se verá si la ida y vuelta en EE.UU. significó agotamiento o deja opción a continuar con los recortes aprobar soportes. En Europa estos niveles de soporte primeros fueron superados en algunos casos y hoy pueden actuar de resistencia en el rebote desde al apertura por el mejor cierre americano. No hay cambios en el fondo del mercado pues los niveles claves están respetados ya distancias, pero el deterioro sí que es una alerta y tocara estar pendiente de los rebotes si se producen para ver si estas señales de alerta aumentan o por el contrario desaparecen y volvemos reforzar el escenario actual. Por ahora los indicadores de amplitud y de sentimiento son los que muestran estas divergencias y también algunos de los índices sectoriales importantes. Estamos en el mes más propicio estacionalmente para las correcciones y la purga antes de final de ejercicio si no se rompen las zonas claves puede fortalecer después más el rebote. Los mercados de bonos siguen reduciendo rentabilidades, y aún se consideran refugio con la escasa rentabilidad que ofrecen. El dólar mientras sigue fortalecido y buscando algún soporte para digerir su apreciación, pero con el cambio de dirección ya encarrilado.

El dólar puede buscar soporte entre los 1,2600-1,2550 por la sobre venta que acumula: cualquier rebote necesita superar los 1,3000 para validarse y al zona de los 1,27,50-1,2800 es una primera resistencia previa importantes. Si ceden los soportes queda abierto el camino a la siguiente figura en los 1,2400.

El Dow Jones se recupero de forma significativa al final de la sesión para acabar con un cierre testimonialmente en negativo. El aptrón que deja es de agotamiento de la corrección, peor aún falta la confirmación y el importante dato del paro de hoy, según como se interprete, será la cave para que ello suceda o bien se vaya a probar la zona de soporte de la media móvil de 200 sesiones. El cierre de la sesión fue con un retroceso del 0,02% para acabar en los 16.801,05 puntos, aguantando también de forma testimonial siguiente referencia significativa de soporte de los 16.800 puntos una vez confirmó la pérdida de los 17.000 puntos.

Este nivel perdido de los 17.000 puntos vuelve a situarse como primera resistencia para validar cualquier intento de rebote. Después la resistencia sigue en la zona de altos con los 17.250 puntos como primer nivel y después cerca el siguiente objetivo que se proyecta sobre los 17.400 puntos. Como rango de siguiente resistencia que puede extenderse en los 17.500-17.600 puntos pueden volver a dar vértigo al mercado porque las siguientes cotas ya están en los 17.800-18.000 puntos que se pondrían en duda por valoraciones fundamentales. Sigue prevaleciendo este escenario como el prioritario sobre todo si no haya una cesión de la media móvil de 200 sesiones y no se pierden los mínimos de agosto en caso de perforación de la misma.

Sin cambios en los niveles de soporte más inmediatos, aunque se haya perforado en intradía se mantiene la referencia de los 16.800 puntos. Zonas más comprometidas las tenemos sobre los 16.600 puntos y la media móvil de 200 sesiones que actuó de soporte dinámico en los mínimos del mes pasado y que ahora se proyecta sobre los 16.573 puntos. Si perdiera esta referencia podríamos entrar más en un escenario lateral por debajo de los 16.400 puntos y que se vería confirmado con la cesión de los 16.000 puntos. Y no sería hasta que se perdieran los 15.000 puntos que no entraríamos en una fase correctiva de mayor duración y amplitud. Pero por ahora las probabilidades asignadas a este escenario desde la perspectiva técnica son las más bajas.

El Ibex35 sufrió una d elas peores sesiones del ejericico tras las palbars de Draghi que acleerraon las correcciones de uans esión que ya apuntaba al rojo. la perida d elos 10.700 puntso acleeradab alc añisa ques e confirmaba con la cesión delso 10.650 puntos y dejaba el de doble techo confimado y enfililaba la b´queda del objetivo eórico del mismos en los 10.300 puntos.Se freno antes y el emrjo cierre americano frena por un mmneto esta opción hast ver los datos de hoy en EE.UU. Los osciladores de corto plazo aún están en zona de lecturas neutral pero mostrando indicios de giro, que serán débiles al no estar en la zona de sobreventa. Acabó la sesión con un retroceso del 3,12% para cerrar en los 10.418,10 puntos.

Para validar el intento de rebote ajustamos la primera resistencia en los 10.550 puntos y después los 10.700 puntos de la clavicular del patrón. Después vuelta de nuevo a los 10.900-11.000 puntos. Y sigue pendiente la superación consistente del primer objetivo de resistencia de los 11.100 puntos para atacar con éxito la siguiente referencia la zona de los 11.250 puntos y los máximos anuales. Si supera esta zona aún estaría en condiciones de cumplir el objetivo del patrón de vuelta mayor que sigue vigente y que acaba su proyección entre lo 12.000-12.500 puntos. Si no, cabe la posibilidad de aparición de un posible doble techo mayor que provocaría un cambio de ajustes de las probabilidades de los escenarios, pero en tanto ello no ocurra, mantenemos de momento como escenario aún vigente a medio plazo con mayor probabilidad la continuidad de los avances.

Publicidad
Publicidad

Perforados con rotundidad dos niveles de soportes, 10.700-10.500 puntos estamos ya en la zona de los 10.400-10.300 puntos como objetivo del patrón del doble techo menor. perdida la referencia de apoyo de la media móvil de 200 sesiones sobre los 10.466 puntos que hoy trata de recuperar desde la apertura para no consumar su total ruptura. Se aproximo a la proyección de la actual directriz de avance, que se ha ajustado y se sitúa por encima de los 10.360 puntos. El nivel clave de los 10.000-9.900 puntos marcaría un nuevo mínimo decreciente de perderse y supone la entrada en un escenario lateral con sesgo correctivo hasta la zona de los 9.200 puntos. Por debajo presiones correctivas sí que amenazarían la entrada en fase de retroceso a medio plazo que se vería confirmada con la pérdida de los 8.000 puntos. Pero por ahora seguimos otorgando muy bajas probabilidades a este escenario y sólo comenzarían a valorarse de forma más seria cediendo los 10.000 puntos.

En portada

Noticias de