Observatorio Ibercaja: cómo invertir en el segundo semestre de 2021

El Observatorio de verano de Ibercaja, organizado por INVERSIÓN, revisa las estrategias para la segunda mitad del año

El excepcional comportamiento de los mercados de renta variable durante el primer semestre del año 2021, con rentabilidades de dos dígitos en la mayoría de grandes bolsas y sectores del mundo, obliga a hacer una reflexión sobre las estrategias de inversión llevadas hasta ahora, ¿qué cambios conviene realizar en la cartera de cara a la segunda parte del año?

Las expertas Raquel Blázquez, jefa de gestión de inversiones de banca privada de Ibercaja, y Pilar Martí-Fluxá, ventas senior de JP Morgan AM, hablaron sobre ello en el Observatorio de verano de Ibercaja, organizado por la revista INVERSIÓN.

Publicidad

Durante la mesa redonda, una de las preguntas que se realizaron estas expertas es si conviene seguir sobreponderados en renta variable después de lo que ha corrido la bolsa y ante las elevadas valoraciones alcanzadas. La respuesta fue que sí.

Hay que seguir sobreponderados en bolsa

«Si miramos el ratio precio/beneficios de la bolsa americana de los últimos 5 años, que sería 21,8 veces, y lo comparamos con el beneficio por acción esperado para 2021-22 de 21-22 para el S&P500, nos daría un precio objetivo que estaría un 3 por ciento por encima del nivel al que está cotizando actualmente. Por tanto, sí podemos decir que, en valoración absoluta, gran parte del recorrido esperado para este año quizá ya lo tenemos encima de la mesa con revalorizaciones en torno al 13-15 por ciento en el mercado americano o europeo», argumentó Blázquez.

Si bien, lo cierto es que la renta variable gana atractivo si se compara con otros activos, a juicio de esta experta: «Si miramos el diferencial de rentabilidad que nos da el bono americano frente a la bolsa, la renta variable todavía le saca tres puntos. Por lo tanto, para nosotros sigue siendo el activo atractivo en el que estar».

Martí-Fluxá estuvo de acuerdo, aunque matizó que, dados los «niveles tan altos» de valoración alcanzados por algunas compañías, «el margen que tienen para seguir creciendo es relativamente bajo», por lo que «va a ser muy importante ser selectivos y optar por la gestión activa para seleccionar unas compañías frente a otras» en esta segunda parte del año.

Publicidad
Publicidad

¿Reducir peso en sectores cíclicos?

En ese sentido, ante la pregunta de qué tipo de acciones conviene sobreponderar en cartera, las opiniones de Blázquez y Martí-Fluxá escenificaron el debate que hay ahora mismo en el mercado sobre si ha llegado el momento de reducir la exposición a valores cíclicos, después del buen comportamiento exhibido durante el primer semestre del año, y subir el peso de las empresas de calidad.

A juicio de Martí-Fluxá, «sigue habiendo margen para seguir viendo revalorización y crecimiento de los beneficios en las compañías cíclicas o de valor, como las de autos o materias primas», con especial foco en las compañías europeas.

Si bien, para Blázquez, ha llegado la hora de ir reduciendo el peso en las empresas cíclicas y de subirlo en las compañías de calidad: «Hemos visto cómo la parte de calidad, consumo y farma se ha quedado rezagada en el primer semestre del año y puede ser la sorpresa en la segunda parte del año donde, quizá, el foco se vaya un poco de toda esa parte cíclica y haya rotación hacia la calidad. Son pequeños ajustes que estamos pensando y barajando», dijo.

En lo que a la renta fija se refiere, aunque las expertas expresaron su menor atractivo frente a la bolsa, sí consideraron importante mantener una parte de la cartera asignada a este activo por cuestiones de diversificación.

Interés en la renta fija de peor calidad crediticia

En ese sentido, ambas coincidieron en señalar que la renta fija de menor calidad crediticia tiene más interés que la de grado de inversión (o ‘investment grade’, según su denominación en inglés).

«Nosotros en renta fija miramos el high yield. Creemos que los impagos han tocado ya techo y es un buen momento para mirar compañías con balances sólidos que pueden hacerlo bien. Con dos matices: uno es la selección, que hay que ser muy selectivos; y el segundo es la diversificación. Esto último es un mantra que aplica a todo».

Publicidad

Blázquez estuvo de acuerdo: «Pensamos que sigue habiendo valor en la parte de high yield frente al crédito de más calidad, que ha corrido mucho. En la parte de high yield, con tasas de impago moderadas, en Europa a cinco años te da 225 puntos básicos y, en Estados Unidos, 270. Es una buena alternativa. Aunque eso no quiere decir que no tengamos investment grade porque en momentos de volatilidad te descorrelaciona, porque el crédito high yield se comporta más como la renta variable. Y hay que tener de todo».

Asimismo, Blázquez explicó que otro de los ajustes que en Ibercaja están realizando de cara al segundo semestre es la reducción del peso de la renta fija emergente, que suele comportarse peor en entornos de subidas de tipos, como los que actualmente están barajando los mercados (sobre todo en Estados Unidos) ante el incremento de las presiones inflacionistas.

En portada
Publicidad
Noticias de