Renta variable

Los brókers españoles hacen sonar los tambores de huelga

La bolsa hace caso omiso de las reivindicaciones de los brókers: se niega a reducir el horario de negociación bursátil y, además, les quita un festivo

Los brókers españoles piden la reducción de jornada y equiparar el número de festivos con el del resto de profesionales.

La irritación de los operadores bursátiles, los brókers, va en aumento en España.

Si a finales del 2019 reivindicaban reducir el horario de negociación de la bolsa en 90 minutos, para lograr una mayor conciliación y más eficiencia en los mercados, y solicitaban que el Día de Reyes volviera a ser festivo; dos meses después, la bolsa no solo no ha tenido en cuenta ninguna de sus reivindicaciones sino que les ha quitado un festivo, el 26 de diciembre, día de San Esteban.

Es cierto que el 26 de diciembre cae en sábado este año, pero a cambio no les han ofrecido otro día libre. Lo mismo pasó cuando se suprimió el festivo de Reyes.

Los operadores piensan que desde Bolsas y Mercados Españoles (BME) pueden aprovechar esta circunstancia para que en ejercicios posteriores se considere hábil el día de San Esteban.

“Sospechamos que la estrategia sea la misma que utilizó la bolsa hace 11 años, aprovechar que el Día de Reyes cayó en sábado para suprimir para siempre esa festividad”, afirma Enrique Zamácola, director de mercados de Link Securities, y portavoz 'no oficial' del descontento del colectivo.

Por suparte, desde BME, a preguntas de finanzas.com, prefieren "no hacer comentarios sobre esta cuestión".

Más trabajo y menos fiestas

Los brókers están hartos de esta situación y consideran que el agravio comparativo con otros países respecto a horario y festivos es evidente: la Bolsa de Nueva York está abierta seis horas, dos hora y media menos que la de España, y su volumen cotización es seis veces mayor.

La de Japón abre cinco horas al día y la de China cuatro. Respecto a los festivos ocurre algo similar: el Reino Unido tiene ocho festivos y Alemania, 10.

Pero el horario de los brókers españoles va más allá de las ocho horas y media.

En la mayoría de los días supera las 11 horas, con lo que soportan un elevado estrés y el tiempo que pasan con sus familias es cada vez menor.

Este hartazgo prolongado hace que cada vez estén más cerca de llevar a cabo movilizaciones. “Si la situación perdura tendremos que ir a la huelga, y ahora con más razón”, afirma Zamácola.

A su juicio, “la situación se está convirtiendo en insoportable: nuestro horario es interminable, es de coña, no tiene ningún sentido y encima nos quitan festivos. Cuando un trabajador en Madrid tiene 14 días de fiesta anuales, nosotros  tenemos cinco. Todo va a peor”.

Un colectivo "poco ruidoso" que va "tragando"

Los rumores de huelga rezuman en el sector, pero que la secunden todos será complicado, reconoce Zamácola porque “no somos demasiado reivindicativos y tampoco tenemos mucho eco social. Somos un colectivo poco ruidoso que vamos tragando”.

Recuerda un conato de movilización que se produjo cuando se suprimió el festivo de Reyes en el 2009, pero al final “no funcionó”. No obstante, reconoce que ahora las cosas son distintas, “son peores”, lo que puede impulsar al colectivo a la acción.

La opinión de los operadores españoles es compartida por sus colegas europeos. Según una encuesta realizada a principios de año por Bloomberg, profesionales de las finanzas, incluidos operadores, analistas y gestores de fondos están a favor de reducir la jornada bursátil que ahora es de ocho horas y media.

Arguyen que la concentración de liquidez se realiza en las primeras horas de la jornada, en el corto lapso de tiempo que va entre los comunicados de prensa corporativos y la apertura del mercado, y a última hora, cerca del cierre.

Zamácola lo sustenta: “Por la mañana hay negociación pero a mediodía todo se para porque los inversores ya han tomado sus decisiones, y es sobre las 15:30 horas cuando vuelve a haber volumen”.

90 minutos menos

Estas demandas fueron recogidas a finales del 2019 por la Asociación de Mercados Financieros de Europa (AFME) y por la Asociación de Inversores (AI) en una carta enviada a las bolsas de valores europeas para solicitar una revisión de los horarios de negociación bursátil del continente.

Pretendía que se acortara 90 minutos el horario de los parqués. Así, la bolsa española que abre a las 9:00 horas y cierra a las 17:30, con la aprobación de la nueva propuesta abriría a las 10:00 y cerraría a las 17:00 horas. Pero aún no hay respuesta.

Zamácola cree que la bolsa española no va a aceptar esta propuesta: “Tengo pocas esperanzas al respecto”. Pero reconoce que las cosas podrían cambiar si desde la Bolsa de Londres admiten una reducción de horario, ya que “la bolsa española podría emularla y mover ficha, lo que beneficiaría a todos”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.