La subida de la rentabilidad de las letras a 6 y 12 meses dispara el optimismo

La subasta de letras del Tesoro a 6 y 12 meses se cierra con un alza de la rentabilidad por primera vez desde octubre, cuando el BCE puso freno a las subidas de los tipos de interés oficiales

Los inversores conservadores que hayan encontrado una buena alternativa en las letras del Tesoro a lo largo de los últimos meses están de enhorabuena. La rentabilidad de la deuda del Estado de más corto plazo vuelve a subir y dispara el optimismo. 

En concreto, el Tesoro celebró este martes una subasta de letras a 6 y 12 meses que se cerró con un alza de la rentabilidad en ambas referencias por primera vez desde octubre pasado, cuando el BCE puso freno a las subidas de los tipos de interés oficiales.  

Por un lado, el Tesoro ha colocado 4.050 millones de euros en letras a un año a una rentabilidad media del 3,342 por ciento, superior a los intereses promedio del 3,293 por ciento que se registraron en la anterior subasta del mismo tipo, celebrada el 9 de enero.  

La rentabilidad de las letras vuelve a niveles de noviembre

De este modo, la rentabilidad regresa a niveles de noviembre pasado. 

En estos niveles, la demanda ha sido igualmente muy elevada. Específicamente, la demanda ha superado en 1,63 veces la oferta frente a las 1,53 veces de la anterior subasta del mismo tipo. 

Las letras a 6 meses pagan un 3,653% 

Por otro lado, el Estado también ha colocado 985 millones de euros en letras del Tesoro a 6 meses con un retorno del 3,653 por ciento, frente a la rentabilidad media del 3,580 por ciento que se registró en la anterior subasta del mismo tipo. 

En este caso, la demanda también fue saludable, con un ratio de cobertura de 2,69 veces frente a las 2,48 veces de la anterior ocasión. 

¿Por qué sube la rentabilidad?  

Los motivos de esta subida de la rentabilidad no están del todo claros. 

Publicidad

Con anterioridad a esta subasta, el retorno de las letras del Tesoro estaba en clara tendencia a la baja, anticipando la primera rebaja de los tipos de interés del BCE (que aún no se sabe cuándo ocurrirá pero que está previsto que suceda en el primer semestre de 2024). 

En ese sentido, puede ser que el resultado de la subasta de hoy sea un mero alto en ese camino. 

También puede tener que ver con los esfuerzos del BCE por frenar la especulación respecto a una rebaja de los tipos de interés en el corto plazo. 

En todo caso, los inversores no se ponen de acuerdo. Unos creen que el BCE ha rebajado la dureza de su discurso y anticipan un recorte de tipos en abril; mientras otros creen que no será hasta mediados de año.

“El primer recorte de tipos en junio de 2024 sigue siendo nuestra hipótesis de base, pero existen riesgos de que se produzcan recortes más tempranos: Seguimos esperando un primer recorte del tipo de interés oficial en junio y consideramos que los recortes acumulativos de 100 puntos básicos en 2024 siguen siendo los más probables”, ha escrito al respecto Martin Wolburg, economista senior en Generali AM.

La influencia de la Fed

Otra posibilidad es que este cambio de tendencia tenga que ver con la actitud de la Reserva Federal Estadounidense (Fed), que la semana pasada alejó la posibilidad de una bajada de tipos al otro lado del Atlántico.

“El comunicado de prensa del FOMC y Powell subrayaron repetidamente que la Fed necesita ver más pruebas de que la inflación está bajo control antes de poder confiar en que es el momento adecuado para empezar a relajar la política”, ha remarcado Ronald Temple, estratega jefe de mercados de Lazard.

 

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Whatsapp | Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de