Renta fija

Bonos chinos. Refugio contra la tormenta con un plus de rentabilidad

Cada vez es más frecuente que sean introducidos en índices de renta fija ya que aportan descorrelación con el mercado y ofrecen una rentabilidad superior al 'Treasury'

Bonos chinos contra la tormenta de los mercados
Bonos chinos contra la tormenta de los mercados

Este lunes, los mercados europeos sufrieron fuertes pérdidas por el avance de los rebrotes de coronavirus en todos los países europeos. 

Los inversores, ante cualquier señal de empeoramiento de la situación, están dispuestos a salir de la renta variable, aunque suponga hacerlo materializando pérdidas. Pero, el coronavirus hace que haya pocos refugios.

¿Qué más leer?

Òrdago de China a Trump. La vacuna estará lista en noviembre

Una posibilidad sería invertir en bonos chinos. Y es que los datos macro que vienen de China invitan a invertir en el país, no sólo en bolsa. Por poner un ejemplo, el gigante asiático recuperará la caída del PIB a finales de año, después de crecer su economía un 3,2% en el segundo trimestre.

Más allá de la bolsa

Edmund Goh,  director de inversiones de renta fija asiática de Aberdeen Standard Investments, está convencido de que la bonos chinos pueden ser una oportunidad de refugio en medio de la tormenta. 

Y es que se esperan que unos 140.000 millones de dólares pueden entrar en el mercado chino de bonos onshore después de que FTSE Russell, incluya la deuda emitida por el gobierno chino a uno de sus índices de referencia más seguidos, según un reciente estudio. 

En concreto, podrían incluirse en el Índice de Bonos del Gobierno Mundial (WGBI). La inclusión de los bonos del gobierno chino (CGB) pondrá a la compañía en línea con los encargados de elaborar el Índice Bloomberg Barclays Global Aggregate y el Índice J.P. Morgan Government Bond Index - Emerging Markets.

Y este anuncio se podría producir a pesar de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China. 

Pero para empezar, hay un gran interés de los inversores internacionales, como los fondos soberanos de inversión y los fondos de pensiones australianos, en los bonos del tesoro chinos denominados en renminbi. 

El interés ha llevado a las posiciones extranjeras a niveles récord, aunque desde un nivel muy bajo. 

A finales de agosto, los inversores extranjeros representaban unos 2,8 billones de yuanes (413.800 millones de dólares de EE.UU.) de un mercado de 110 billones de yuanes.    

Pero este interés se extiende a otras regiones como Europa, América Latina y Australia

Rentabilidad interesante

Lo cierto es que invertir en los bonos del tesoro chino a 10 años tienen una rentabilidad del 3,12%, frente al 0,67 por ciento de los bonos del tesoro estadounidense a 10 años denominados en dólares.

Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM, reconoce que el mercado de renta fija ofrece opciones limitadas para inversores que buscan activos defensivos a precio razonable. La rentabilidad a vencimiento en bonos soberanos de mercados desarrollados sigue escasa y los próximos cinco años puede suponer pérdidas de capital descontando la inflación.

Sin embargo la deuda de mercados emergentes debe comportarse mejor que la mayoría de clases de activos de renta fija, proporcionando una rentabilidad anual de 3 a 5 % en moneda local, 7,2% en dólares en el caso de bonos en renminbi.

"Efectivamente los bonos en renminbi de China son los más atractivos. Su diferencial de rentabilidad a vencimiento sobre bonos del Tesoro de EEUU es 2,5 %, récord histórico.  Además los tipos de interés en China son altos en relación con el mundo desarrollado y gran parte del emergente y pueden reducirse a medio plazo", insiste Paolini. 

Aquí la clave es la política monetaria de China, que está volviendo a centrarse en la estabilidad financiera (en lugar de en el estímulo). En los últimos meses, el endurecimiento de la política monetaria -restringiendo la oferta de dinero en el sistema financiero- hace que el rendimiento de los bonos chinos supere los niveles anteriores a la pandemia. 

Goh sostiene que “el rendimiento adicional que ofrecen los bonos del tesoro chino frente a los bonos de los mercados desarrollados proporciona un amortiguador contra una mayor volatilidad del mercado”. 

Esto no ocurre en las economías maduras, donde los tipos de interés ya están cerca de cero, los rendimientos de los bonos del Estado son insignificantes y los bancos centrales se están quedando sin opciones en lo que respecta a la política monetaria.    

China tiene un gran incentivo para mantener estable el renminbi. Desde 2014, se ha permitido que el valor del yuan fluctúe más en línea con las fuerzas del mercado, ya que China quiere que su moneda juegue un papel más importante en el comercio y la inversión internacionales.

Aún así, se negocia dentro de las bandas establecidas por los responsables políticos que tratan de amortiguar cualquier volatilidad excesiva. Una fuerte depreciación del yuan alimentaría las acusaciones de manipulación de la moneda, amplificando las tensiones existentes con Estados Unidos.   

Mientras tanto, el Banco Popular de China, el banco central del país, tiene las herramientas para compensar cualquier drenaje de liquidez en caso de que los inversores extranjeros se retiren repentinamente del mercado de bonos. 

“Nuestros colegas de Multi-Asset piensan que los bonos del tesoro del país ofrecen la mejor cobertura contra las acciones”, avisa Goh.

Lanzamientos de ETF en bonos chinos

El hecho de que haya una mayor descorrelación entre bonos chinos y los mercados también llama la atención de los ETF.

CSOP Asset Management acaba de lanzar un fondo cotizado en bonos chinos con sede en Singapur. El fondo tendrá un importe total de 676 millones de dólares y se esperan que sean inversores individuales como institucionales quienes inviertan en él.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses