La inflación y las prisas de los bancos centrales

La Fed quiere acelerar el ritmo del tapering ante las elevadas expectativas de inflación

La Fed decidió en su última reunión de noviembre reducir en 15.000 millones de dólares mensuales la compra de activos, que se eleva a 120.000 millones de dólares cada mes. 

Pero solo veinte días después ese guion parece que ya no es válido. Según un informe del banco de inversión Goldman Sachs, hay varios miembros del banco central estadounidense que en los últimos días han manifestado su deseo de acelerar el tapering.  

Y han comentado su deseo de debatirlo en la reunión de diciembre. El plan sería doblar el dinero previsto y que la rebaja sea de 30.000 millones de dólares mensuales. 

Crecen las expectativas de inflación

Este plan de acelerar el final de los estímulos responde a unas expectativas de inflación más elevadas, ya no es tan transitoria como anunciaron en un primer momento. Y al descontento que crece en los Estados Unidos por la imparable subida de los precios. 

La Fed tiene que empezar a tomar medidas que, según Goldman Sachs, culminarán con una subida de tipos en junio, otra en septiembre y otra en diciembre de 2022, en total 3, el próximo año. 

Este es uno de los argumentos informativos de finanzas.com. También presta atención a la polémica generada por el CEO de JP Morgan, Jamie Dimon, cuando dijo que su banco duraría más que el Partido Comunista chino. 

Publicidad
Publicidad

Pronunció estas palabras una semana después de visitar Hong Kong. Ha tenido que pedir disculpas públicamente por su falta de tacto y aunque el ministerio de Relaciones Exteriores chinos las ha aceptado, los expertos recelan.

Recuerdan que otros comentarios de directivos de bancos como HSBC o UBS tuvieron consecuencias. La polémica sigue vive en los círculos financieros del país asiático. 

En portada
Publicidad
Noticias de