Un intento fallido de reescribir el rescate financiero

Fue gobernador del Banco de España durante los peores años de la crisis financiera. Durante su mandato se cocieron a fuego lento los grandes escándalos que tanto daño hicieron a miles de inversores y ahorradores. Hablamos de la comercialización de las participaciones preferentes, del estallido de la burbuja inmobiliaria, de la fusión de Caja Madrid con Bancaja y otras cajas de ahorros o de la salida a Bolsa de Bankia. Todo esto sucedió con Miguel Ángel Fernández Ordóñez al frente del Banco de España. Y los miles de afectados todavía están esperando una explicación convincente de su gestión al frente del supervisor.

Cuatro años después de su salida del Banco de España y coincidiendo con la publicación de un libro, esperábamos que, por fin, Fernández Ordóñez rindiera cuentas. Pero no. Autocrítica, cero. Para él todos los males que sufrió España se desencadenaron en los seis primeros meses de Gobierno del Partido Popular. Y fue debido a que Mariano Rajoy y más concretamente su ministro de Economía Luis de Guindos «aterrorizaron» a los mercados y provocaron el rescate bancario del que Fernández Ordóñez asegura había salvado con anterioridad a nuestro sector financiero. Pero claro, se le olvida añadir que si él consiguió frenar el rescate fue a costa del millón de ahorradores españoles que, al contratar un producto no adecuado para ellos, las preferentes, consiguieron capitalizar las entidades financieras cuando aparecieron los primeros problemas.

Fernández Ordóñez se ha centrado en los primeros seis meses de Gobierno del PP porque está muy dolido con el desprecio con el que le trató Luis de Guindos. Es verdad que el ministro de Economía le alejó de cualquier participación en la solución de la crisis de Bankia e incluso no le dejó ir al Congreso a dar explicaciones sobre este asunto. Pero, ¿no puede asumir Fernández Ordóñez que él era más parte del problema que de la solución? ¿Quién impulsó la poca recomendable fusión entre cajas, liderada por Caja Madrid y Bancaja, que terminó siendo un Frankenstein de las finanzas? ¿Quién dio su total apoyo a la salida a Bolsa de Bankia sin advertir sobre la delicada situación financiera de la entidad? ¿Quién no movió un dedo durante la comercialización de las preferentes? Hubiese sido una irresponsabilidad por parte de De Guindos poner al pirómano al frente de la extinción del incendio.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.