La preocupación de mi asesor... es mi preocupación

Sólo hay que saber cuáles son las preocupaciones de los asesores financieros para conocer lo que debe inquietar, de verdad, a ahorradores/inversores a la hora de tratar de rentabilizar su patrimonio. Y lo acaban de expresar en una encuesta a la que han respondido 850 profesionales. Su mayor preocupación lo constituye el equilibro geopolítico internacional, más aún que el precio actual de los activos financieros y su escasa rentabilidad. En su respuesta reconocen las nefastas consecuencias que puede tener para el ahorro la escalada de una guerra comercial o la división en Europa a cuenta de la política migratoria.
Resulta muy significativo que el 47 por ciento de los asesores financieros no esté del todo satisfecho con la información que recibe de los fondos ofertados a sus clientes. Y ello en un momento en el que las gestoras de fondos han decidido incluir en sus costes el trabajo de análisis y selección de valores que realizan. Según el borrador de MiFID II, para imputar el coste del análisis al fondo deberían cumplirse varios requisitos: que el análisis constituya un pensamiento original para la gestión, que ofrezca un valor añadido y que esté ligado a la política de inversión del fondo. Aquí parece que este nuevo coste que, como siempre, termina repercutiendo en los partícipes, trata de compensar la perdida de otros ingresos por la nueva regulación sin que este claro su originalidad y valor añadido. Es significativo que en el Reino Unido en lugar de aumentar los fondos que imputan el coste del análisis, hayan disminuido, aunque ello suponga reducir sus beneficios. Habrá que exigir más.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.